Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerrado un hotel de cuatro estrellas de Lloret que pinchaba la luz de forma ilegal

Endesa descubrió el fraude por un incendio que obligó a desalojar a 240 turistas

El hotel Sun Village, de Lloret de Mar
El hotel Sun Village, de Lloret de Mar

Un incendio que se declaró a primera hora de la tarde de ayer en la azotea del hotel Sun Village, un cuatro estrellas de Lloret de Mar, ha destapado que el establecimiento tenía la luz pinchada. La eléctrica Endesa cortó hace un año el suministro a este céntrico hotel, que cuenta con 168 habitaciones y dos piscinas, al acumular una deuda de 150.000 euros. A raíz de este incidente, la empresa ha descubierto que al menos otro establecimiento de tres estrellas de la localidad que pinchaba el suministro a la red de la calle y le ha cortado la luz.

El presunto fraude del Sun Village se destapó de forma totalmente fortuita. Sobre las 12.30 de este jueves los técnicos de Endesa se encontraban reparando una avería eléctrica en el edifico contiguo al hotel, en el Turó de l’Estelat, y tuvieron que cortar la luz de todo el sector. Debido a estas tareas, el generador eléctrico que disponía el establecimiento hotelero tuvo que suministrar la energía a toda la instalación, lo cual provocó su sobrecarga e hizo que acabara incendiándose. Las instalaciones de luz y de gas en la azotea, rodeadas de bidones de gasoil, dificultaron las labores de la decena de dotaciones de bomberos que acudieron al siniestro porque no cumplían las medidas de seguridad. El fuego obligó, además, a desalojara los casi 240 clientes del hotel.

Un portavoz de Endesa ha asegurado que la compañía dispone de pruebas graficas contundentes que demuestran que este hotel pinchaba la luz directamente de la calle y ya han anunciado que presentarán denuncia ante los Mossos d’Esquadra. La policía catalana ya ha abierto diligencias por defraudación de fluido eléctrico. El hotel, en cambio, mantiene que la deuda es de los antiguos propietarios y que funciona con en generador eléctrico desde hace solo cuatro meses.

El Ayuntamiento, por su parte, ayer cerró cautelarmente el Sun Village porque los técnicos municipales concluyeron que la instalación eléctrica y del gas no reunían las suficientes garantías de seguridad. “Según los técnicos, no tienen los condicionantes de suministro eléctrico y un grupo electrógeno auxiliar que es lo que dicen los protocolos. En base a esto proponen la suspensión cautelar de la actividad”, ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana de Lloret, Josep Lluis Llirinós. Este viernes se le ha retirado la licencia de actividad a la espera de que tanto los investigadores de los Mossos d’Esquadra como las compañías del gas y de electricidad se manifiesten favorablemente sobre el asunto. Los turistas afectados han sido reubicados en otros hoteles de la misma cadena.

Otro hotel de Lloret también pinchaba la luz

Endesa también ha cortado la electricidad al Hotel Savoy de tres estrellas, con 164 habitaciones, ubicado a 200 metros de la playa de Fenals de Lloret, porque también tenía pinchado el suministro eléctrico de la calle. A pesar que se llevan a cabo anualmente muchos operativos en barrios marginales para conseguir acabar con la defraudación de fluido eléctrico, desde Endesa aseguran que “ni mucho menos” estos son los que más fraude cometen. “Menos del 1% del fraude eléctrico cometido en España se debe a enganches ilegales efectuados por familias de bajos ingresos”, mantienen.

Los Mossos denunciaron en septiembre de 2014 a cinco propietarios de tres campings y dos bares de Blanes y de un gimnasio de Girona que contrataron a un ex trabajador de una empresa subcontratada por Endesa para que les manipulara sus contadores para reducir el consumo, a cambio de entre 2.500 y 3.000 euros. Con ese sistema consiguieron defraudar 39.000 euros.

La eléctrica ha puesto la lucha contra la morosidad como uno de sus principales objetivos con equipos especializados y aplicando avances tecnológicos con herramientas como el Data Mining. Ello permitió detectar en 2015 más de 83.522 casos de fraude eléctrico equivalente, al consumo de la ciudad de Sevilla y de toda su área metropolitana durante un año.