Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los accidentes laborales se disparan en la región con el repunte económico

La siniestralidad creció en el primer semestre un 14% respecto a 2015 y casi un 20% respecto a 2013

Los accidentes laborales vuelven a aumentar en la Comunidad de Madrid. Después de siete años de descenso (de 2007 a 2013) y dos más de ligeras subidas (2014 y 2015), la primera mitad de 2016 ha hecho evidente la ruptura: la siniestralidad ha crecido el 14% respecto al mismo periodo de 2015, y casi el 20% comparada con 2013. Se trata de una tendencia generalizada en toda España, que los empresarios achacan al incremento de la actividad: como hay más trabajo, hay también más accidentes. Pero los sindicatos creen que el empeoramiento de las condiciones de trabajo tiene también mucho que ver. El Gobierno regional insiste en que, pese a la subida, el índice de siniestralidad en Madrid sigue muy por debajo de la media nacional.

Imagen difundida por Emergencias 112 del accidente mortal ocurrido en Leganés el 2 de agosto.
Imagen difundida por Emergencias 112 del accidente mortal ocurrido en Leganés el 2 de agosto.

El encargo consistía en desmontar el aire acondicionado de un concesionario en obras de Leganés. Pero un inoportuno avispero en el techo impedía continuar, así que los trabajadores decidieron comprar un insecticida que uno de ellos, un hombre de 44 años, roció contra el panal, relatan fuentes sindicales. Instantáneamente, las avispas se lanzaron con violencia hacia el hombre, que, asustado, echó a correr despavorido hasta que una parte del falso techo cedió. Cayó desde una altura de cuatro metros y se mató. Fue el pasado martes, el mismo día en que un camionero perdió la vida en un accidente en la en la M-21, en Coslada; se empotró contra el pilar de un puente mientras hacía un traslado. Solo 48 horas después, el miércoles, un obrero de 56 años cayó desde tres metros altura cuando trabajaba en un chalé de Parla (sobrevivió, pero está muy grave); y un operario de origen rumano murió atropellado por un vehículo que manejaba un compañero en el aeropuerto de Barajas.

La impresión que da esa acumulación de malas noticias se confirma al echar un vistazo a la estadística: en el primer semestre de 2016, la Comunidad ha contabilizado 45.535 accidentes laborales que han provocado, al menos, la baja temporal del trabajador (la cifra es aún provisional). Son un 14% más que en el mismo periodo de 2015 y casi un 20% más que en 2013, el año en que la siniestralidad laboral en la región registró su nivel más bajo de los tres últimos lustros. En el caso de los accidentes mortales, el crecimiento ha sido del 24% desde 2013 (del 20% si no se cuentan los fallecimientos durante los desplazamientos laborales), con 46 víctimas. Eso, contando solo el periodo de enero a junio (para el que hay publicadas estadísticas), pero si se añaden los fallecidos en julio y durante el aciago comienzo de agosto, la cifra sube hasta 51, según el recuento de los sindicatos.

Accidentes laborales en la Comunidad de Madrid

Luis Méndez, director de Asuntos Laborales de la patronal madrileña CEIM, achaca principalmente ese incremento a que hay más actividad económica en la región: en junio pasado había 236.000 afiliados más a la Seguridad Social que en junio de 2013. Sin embargo, eso no reduce su “preocupación por este claro cambio de tendencia”. “Hemos conseguido con mucho esfuerzo que Madrid sea la comunidad autónoma con menos incidencia de la siniestralidad y tenemos que conseguir que siga siendo así”, dice Méndez.

Un portavoz de la Consejería de Economía y Empleo de la Comunidad de Madrid destaca que se trata de un cambio de tendencia que se ha registrado en casi toda España y que, como señalaba Méndez, la región sigue estando por debajo de la media. Según los últimos datos del Ministerio de Empleo, que analiza el periodo de junio de 2015 a mayo de 2016, Madrid registró 2.725 accidentes con baja por cada 100.000 afiliados, la cifra más baja de España; la media fue de 3.211. Sin embargo, Madrid también es señalada en ese informe como la quinta autonomía con mayor crecimiento interanual: fue del 7% frente a una media del 3,9%.

Accidentes con baja laboral en España y en la Comunidad de Madrid

Precariedad laboral

Los sindicatos, por su parte, admiten los esfuerzos hechos hasta ahora, pero insisten en un factor clave que, para ellos, está marcando el crecimiento de la siniestralidad tanto en la Comunidad como en el resto del país: el deterioro de las condiciones de trabajo “debido principalmente a la última reforma laboral”, que facilitó el despido, asegura el secretario de Salud Laboral de CC OO de Madrid, Carmelo Plaza. Su homóloga en UGT Madrid, Lucila Sánchez, lo explica de la siguiente manera: “La crisis y la inestabilidad laboral dejaron en segundo plano la prevención y ahora se empieza a recuperar el empleo, pero no la prevención”.

Gravedad de los accidentes laborales en la Comunidad de Madrid

Plaza pone como ejemplo de precariedad el accidente ocurrido el 21 de julio en el municipio de Valdemanco, en el que un hombre de 36 años murió al caer desde unos 40 metros de altura cuando intentaba retirar una antena de telefonía. Según la denuncia de CC OO a la Inspección de Trabajo, la dueña de la antena había encargado el desmontaje a una compañía especializada que, a su vez, contrató a un autónomo para llevarlo a cabo: el fallecido. Plaza recuerda que “la ley de riesgos laborales otorga toda la responsabilidad de los accidentes al empresario”.

Desde la patronal CEIM, Luis Méndez protesta porque se tienda siempre a culpabilizar al empresario, cuando hay situaciones que no pueden controlar, como los accidentes in itínere, es decir, durante los desplazamientos al trabajo o durante la jornada, como por ejemplo el del camionero fallecido en Coslada el pasado lunes.

Campañas de sensibilización como las de tráfico

“En primer lugar, que se cumpla la ley, que está bien hecha”, dice Lucila Sánchez sobre la manera de luchar contra el aumento de la siniestralidad. Carmelo Plaza, de CC OO, ahonda en la idea: “Tienen que actuar con contundencia la inspección de trabajo y las fiscalías, cuando haya responsabilidad penal, y las policías locales a la hora de investigar los accidentes”. Ambos sindicalistas, además, creen que sería fundamental revertir la reforma laboral para devolver estabilidad al empleo.

Desde la patronal CEIM, Luis Méndez cree que se podría mejorar la ley, porque se ha concentrado mucho en la construcción y la industria y poco en los servicios, pese a que este sector concentra casi el 86% del empleo en la región.

Sindicalistas y empresarios coinciden en la importancia del V Plan Director de Riesgos Laborales que está redactando el Gobierno regional. Y, dentro del plan, en la trascendencia de los trabajos de información y sensibilización. Plaza, de hecho, reclama campañas como las de tráfico, con enorme presencia y sostenidas en el tiempo, que sean capaces de marcar un cambio de actitud en la sociedad.

Aumenta más en la construcción

Casi un 86% de los trabajadores madrileños están empleados en el sector servicios, sin embargo, han protagonizado de enero a junio de 2016 el 77% de los accidentes. Los de la industria protagonizaron el 11,7%, la construcción el 10,6% y el resto, los agricultores.

El mayor incremento de la siniestralidad entre el primer semestre de 2013 y el de 2016 se registró en la construcción (28,2%). Le siguieron los servicios (17,6%) y la industria (14,5%). En la agricultura, se redujeron un 15%.

Los incidentes mortales han crecido en tres años un 24% (el 20% si no se cuentan los ocurridos durante los desplazamientos laborales). En el caso de los leves fue un 6,21% más (6,99% sin los desplazamientos) y en los leves fue un 19,6% (16,6%)

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información