Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición tumba el proyecto del hotel de Moneo en Málaga

Ciudadanos se alinea con los partidos de izquierda por “falta de garantías” en la financiación del proyecto

Estado del edificio de finales del siglo XIX que habría que demoler. Ampliar foto
Estado del edificio de finales del siglo XIX que habría que demoler.

Ciudadanos se ha alineado este martes junto a los partidos de izquierda en el Ayuntamiento de Málaga (PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente) y la oposición en bloque ha rechazado los últimos permisos para actuar en la ordenación urbanística de la zona de Hoyo de Esparteros, que incluye la construcción de un hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo. El alcalde, el popular Francisco de la Torre, no ha logrado persuadir a su socio de investidura y el voto contrario al proyecto de urbanización y la licencia de obras borra del mapa un plan diseñado hace más de una década que cuenta con informes favorables.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, ha justificado su posición a través de Twitter en los “reiterados incumplimientos” y en la “falta de garantías” por parte de la promotora (Promociones Braser) para hacer frente al convenio firmado con el Ayuntamiento, con unas obligaciones de pago iniciales de 4,8 millones de euros que ya superan los seis millones por los intereses de demora. El plazo para abonar esta cantidad ha vencido en varias ocasiones y la empresa tiene concedido un aplazamiento que expira en diciembre.

El proyecto ordena y cambia la imagen de la margen izquierda del río Guadalmedina que linda con el casco histórico de Málaga. Incluye un hotel diseñado por el premio Pritzker de arquitectura (con 138 habitaciones y 10 alturas), dos bloques de oficinas, aparcamientos y la urbanización del entorno. El plan incluye la demolición de un edificio de finales del siglo XIX, conocido como antigua pensión La Mundial por el último uso que tuvo, y ese derribo, autorizado por la Junta de Andalucía hace pocos días, ha sido otro de los escollos para dar luz verde definitiva al hotel de Moneo.

PSOE, Málaga Ahora y Málaga para la Gente participaron este lunes en una concentración para defender la continuidad del inmueble, que nació como palacio de los Condes de Benahavís y fue diseñado por Eduardo Strachan Viana-Cárdenas, responsable de los planos de calle Larios. El edificio, actualmente en estado de abandono, tiene protegida la cerrajería y el proyecto de Moneo contempla la reconstrucción de la fachada en otro enclave de la zona, en uno de los edificios de oficinas. Las plataformas ciudadanas en Defensa del Patrimonio Histórico de Málaga pidieron la semana pasada a la Consejería de Cultura (la misma administración que ha autorizado su demolición) que sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

El fallo del consejo de Urbanismo de este martes deja claro que el proyecto no cuenta con los permisos necesarios para su ejecución y que La Mundial se salva de la piqueta, pero todo lo demás está en el aire. La promotora necesitaba ese aval del órgano municipal para garantizar la financiación del plan, estructurada con 15 millones de fondos europeos Jessica y 16,2 millones de un préstamo bancario. La inversión total del proyecto se estima en 43 millones y Braser afirma que ya ha gastado 11,8, principalmente en la adquisición de los suelos de Hoyo de Esparteros.

La promotora también advirtió hace unos días de que, en caso de que Urbanismo no diera luz verde definitiva al proyecto, adoptaría acciones legales contra todas las personas “responsables” de ese freno, tanto administrativas, como civiles y penales. “Es un modelo de ciudad previsto en el PGOU y eso no se puede alterar por un acto caprichoso. El planeamiento es claro”, recordó su asesor jurídico, Juan Ramón Fernández-Canivell.