Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 10% de las viviendas de la capital están vacías

El parque municipal contará con 4.000 nuevas casas antes de que termine la legislatura

Una vecina se asoma a una ventana del edificio Memoria, de la EMVS, en la calle de Barrileros.
Una vecina se asoma a una ventana del edificio Memoria, de la EMVS, en la calle de Barrileros.

Madrid cuenta con 153.101 viviendas vacías. Equivalen al 10% del total de la ciudad, donde hay 1,5 millones según un censo de 2011. Al menos 16.000 han sido construidas durante la última década, lo que hace que “posiblemente no hayan sido ocupadas”, destaca Ahora Madrid en un documento de acción de Gobierno. El texto afirma que en la capital existen 6.000 demandantes de pisos que no pueden pagar los precios de mercado, por lo que se necesitan “fórmulas de apoyo público”.

Por esa razón, una de las prioridades de la alcaldesa Manuela Carmena es movilizar el parque de viviendas públicas existente, que se ampliará con 4.000 nuevas casas antes de que termine la legislatura, en 2019 (en 2015 ya se construyeron 770). Para hacerlo, Ahora Madrid empleará 192 millones en los cuatro años de Gobierno. Construirá casas en la antigua colonia municipal de Nuestra Señora de los Ángeles (distrito Puente de Vallecas); Carabanchel; Ensanche de Vallecas; Puente de Vallecas y San Cristóbal de los Ángeles.

Carmena quiere dar así un cambio radical a la política de vivienda que la precedió, la del PP. Hace unas semanas que cambió la dirección del organismo que se encarga de construirlas y promocionarlas, la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS). Fuentes municipales afirman que se han encontrado con un organismo totalmente descapitalizado. "En estos momentos trabajamos en reorientar la política municipal de vivienda para incrementar el parque público en alquiler". Para hacerlo, la institución ha dejado de vender viviendas, "no solo a fondos buitre, sino a todo el mundo". También ha eliminado el arrendamiento con opción a compra.

Para dotar de más casas públicas a los servicios municipales se están efectuando, además, otras alternativas. El Ayuntamiento comprará un total de 1.000 viviendas, 100 de ellas a Bankia. Además, ha alquilado 300 a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) y La Caixa ha cedido 11 de forma gratuita. Con el nuevo consejo de administración de la EMVS se han adjudicado en régimen de alquiler social 552 viviendas (entre diciembre de 2015 y enero de 2016). Como novedad, el organismo pondrá 165 pisos a disposición de las personas mayores que tengan pocos recursos, “un proyecto inédito en España”, subrayan.

La EMVS estuvo al borde de la quiebra en 2013 por su fuerte endeudamiento durante la burbuja inmobiliaria. La entonces alcaldesa, Ana Botella (PP), paralizó la construcción de vivienda pública (que Ahora Madrid retomó en 2015), aceleró la colocación de 2.159 pisos, y vendió a los fondos de inversión Lazora y Blackstone otros 2.025 alquilados a familias sin recursos. En total, la exalcaldesa se deshizo de una cuarta parte del parque de vivienda pública municipal. Su intención era reducirlo a la mitad, pero el PP perdió las elecciones en mayo de 2015. Botella siempre ha defendido que aquella operación se realizó para salvar de la quiebra a la EMVS. De hecho, las ventas se produjeron en pleno proceso de recortes.

"Desinversión patrimonial"

No era tan solo una cuestión monetaria. El Ministerio de Hacienda ya había alertado de que la mayoría de los desahucios que se producían se concentraban en las viviendas vendidas por la Comunidad y el Ayuntamiento a fondos de inversión. El plan de ajustes de Botella contemplaba la "desinversión patrimonial" para reducir la deuda del organismo, que en 2011 y 2012 había arrojado pérdidas de 26,2 y 33,7 millones de euros, respectivamente.

Actualmente, la EMVS dispone de 6.280 inmuebles en régimen de alquiler. "Algún día sabremos por qué los regidores que me precedieron cometieron el grave error de vender 2.025 viviendas a fondos buitre en unos momentos tan dramáticos", dijo Carmena el pasado martes. Además, recordó la necesidad de hacer más casas porque "las personas no pueden esperar".

Un plan para rehabilitar casas

La alcaldesa no solo se ha centrado en la necesidad de ampliar el parque de viviendas públicas del Ayuntamiento. El 30 de junio, la Junta de Gobierno aprobó el Plan Madrid Recupera (MAD-RE), con una partida de 16 millones de euros. Gracias a esa medida, los propietarios o comunidades de propietarios de edificios residenciales con más de 25 años de antigüedad podrán solicitar una ayuda para rehabilitar sus infraestructuras. Podrán financiar hasta el 70% del coste de sus reformas.

El dinero será destinado, fundamentalmente, a mejorar la accesibilidad, conservación y eficiencia energética de los inmuebles. Las inversiones se centrarán fundamentalmente en las 112 Áreas Preferentes de Impulso de la Regeneración Urbana (APIRU), zonas que fueron aprobadas por la Junta de Gobierno del 12 de mayo. El proyecto nace para paliar las desigualdades socioeconómicas de los barrios de la capital. El plazo permanecerá abierto hasta el 30 de noviembre y las solicitudes se podrán tramitar a través de la sede electrónica del Ayuntamiento.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información