Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INSPIRACIONES

El mundo en piezas de colores

Abre la mayor tienda de juguetes de construcción de España, ElectricBricks

En Congreso de los Diputados, hecho de juguetes de construcción, en la exposición de ElectricBricks.
En Congreso de los Diputados, hecho de juguetes de construcción, en la exposición de ElectricBricks.

En este Congreso de los Diputados, especialmente cuadriculado y colorido, Mariano Rajoy ocupa la tribuna de oradores, con la particularidad de que hoy el presidente tiene la piel amarilla y mide tan solo 3,8 centímetros. Igual que el resto de diputados, y que el periodista Antonio Ferreras, que ocupa un aledaño plató de su programa Al rojo vivo. ¿Así de raro, diminuto y amarillento, ha quedado el panorama político después de las elecciones? Pues sí, al menos en esta exposición de construcciones Lego, donde también se puede viajar a lugares al menos tan exóticos como el parlamento: el Lejano Oriente, el far west estadounidense o los mundos fantásticos de Star Wars.

La exposición se puede ver en ElectricBricks, la que aseguran es la tienda de juguetes de construcción más grande de España (650 metros cuadrados), que acaba de abrir sus puertas en Paseo de Pontones, 23. Las piezas citadas son obra de artistas de Lego y clientes de la tienda, que además de la conocida marca danesa ofrece otros juegos con la misma filosofía. Por ejemplo, los legendarios Meccano, que permiten construir atornillando placas metálicas, los MegaBloks, más detallados y realistas, que reproducen mundos de videojuegos como Call of Duty o Halo, los Nanoblock, formados por piezas diminutas, o los FischerTechnik, que permiten aprender rudimentos de física e ingeniería. Todo un mundo que se construye bloque a bloque. No es el único establecimiento en Madrid dedicado al sector: hay otros como BrickBang (Goya, 118) o Empieza! (Lituania, 2).

Aquí, además, tienen un espacio Lego Education pionero en tiendas de toda Europa. “Se trata de que los niños aprendan qué es un robot y para qué sirve. Y que se parecen más a una lavadora que a R2d2. Que practiquen con balizas, sensores de movimiento, etc, siempre jugando”, dice Fernando González, uno de los trabajadores de la tienda. Según cuenta, estos juegos ayudan también a desarrollar las habilidades psicomotrices, por eso han tenido también clientes en rehabilitación de, por ejemplo, episodios de ictus. Y a amueblar la cabeza: no en vano recientemente una exposición en el Círculo de Bellas Artes, llamada Juegos de construcción. Escuela de la arquitectura moderna, exploraba la influencia de estos juegos en la formación e imaginario de grandes arquitectos, como Le Corbusier, Gropius o Frank Lloyd Wright. Ahora, en tiendas como esta, son un éxito los modelos que reproducen grandes momentos de la historia de la arquitectura, a veces de los citados arquitectos.

“Hay afición y cada vez hay más”, dice González, y ni siquiera retrocede ante juegos de construcción digitales como Minecraft. De hecho, Lego comercializa una línea basada en el propio Minecraft. Y son aptos para todas las edades: si los más pequeños juegan y aprenden, a los más mayores les gusta aceptar los retos de la construcción y la creatividad, y exhibir sus obras, como en el caso de los miembros de la Asociación Cultural de Aficionados a las Construcciones Lego España (ALE!) que, sin ánimo de lucro, ha realizado exposiciones y eventos en lugares como CosmoCaixa, el Museo del Ferrocarril o el Museo de la Evolución Humana de Burgos. “El panorama es más variado que nunca: de niños a adultos, de frikis de Star Wars a nostálgicos de Meccano, hay para todos los gustos”, concluye González, “es algo que siempre ha estado ahí, pero que sigue ganando adeptos”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram