Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras aplazadas de la línea 1 de metro comienzan el 3 de julio

Las mejoras en el trayecto más antiguo del suburbano seguirá teniendo una duración de 133 días

Cristina Cifuentes visitando el túnel de la línea 1 en febrero.
Cristina Cifuentes visitando el túnel de la línea 1 en febrero.

La Comunidad de Madrid ha anunciado este lunes que las obras de mejora de la línea 1 de metro comenzarán el domingo 3 de julio tras haberse resuelto la huelga de maquinistas de Cercanías. Los trabajos habían sido aplazados en dos ocasiones. La fecha prevista originalmente era la del 21 de mayo. Luego se postergó hasta el 18 de junio a petición del Ayuntamiento, que ofrece el servicio de autobuses alternativos a través de la EMT. El conflicto entre Renfe y el sindicato de maquinistas Semaf obligó al Consorcio a una nueva demora, hasta que "quedara garantizada la prestación del servicio" tanto de Cercanías como del refuerzo previsto. La reforma del trayecto más antiguo del suburbano seguirá teniendo una duración de 133 días.

El Consorcio de Transportes ha comunicado mediante una nota de prensa que la oferta de plazas de Cercanías es fundamental dentro del Plan de Movilidad que el organismo ha establecido con motivo de las obras de la línea 1 de metro. En su opinión, es necesario asegurar "el correcto funcionamiento de todos los medios de transportes y la intermodalidad entre ellos", y de manera especial los que conectan la capital con Vallecas, donde "el servicio de Cercanías es una de las alternativas con mayor demanda de usuarios". La ausencia de "garantías" de movilidad en el transporte público de todos los madrileños motivó el aplazamiento ya el 14 junio. El Consorcio entiende que ahora sí se dan las condiciones necesarias para iniciar las obras.

Los trabajos se concentrarán en 13 de los 23 kilómetros de trazado que tiene la línea 1, que cruza la capital de norte a sur. La remodelación afectará a las estaciones entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe (23 de las 33 que tiene), tendrá 14 equipos de trabajo y tendrán una inversión de 70 millones de euros, según anunció Cristina Cifuentes en febrero. Durante el tiempo que esté cerrado, los operarios consolidarán el túnel y cambiarán la catenaria tranviaria por otra rígida.

El túnel será reforzado mediante inyecciones de cemento y proyecciones especiales de hormigón. En el caso de la catenaria, la convencional será sustituida por otra rígida, mucho más moderna y segura, explica el Consorcio. Con esta intervención se pretende aumentar la calidad del servicio que presta Metro y contribuir a reducir considerablemente las incidencias que se puedan producir por causas relacionadas con la catenaria (elemento de donde toma el tren la energía eléctrica para su funcionamiento).

Campaña informativa

Desde este mismo lunes, día del anuncio, se reinicia la campaña para informar a los usuarios de la nueva fecha del cierre de la línea, así como de los servicios alternativos puestos a disposición del viajero. La campaña de Metro prevé un importante despliegue de información al viajero a través de todos los medios disponibles y en colaboración con el 012, el Consorcio de Transportes y la EMT. Se trata de una campaña multicanal que se desarrollará presencialmente en el interior y exterior de las estaciones con personal de Metro y con material de apoyo.

Las obras que comienzan el domingo serán la mayor inversión realizada en los últimos diez años para la renovación de una línea de metro. Durante su cierre, el Ayuntamiento, propietario de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ofrecerá un servicio sustitutivo de autobuses, que será gratuito. El Consistorio también instalará un carril-bus exclusivo y recomienda itinerarios alternativos para evitar que se colapse la avenida de la Albufera, la avenida de Barcelona y la plaza de Carlos V (Atocha).

La 1 fue la primera línea de metro que entró en funcionamiento en España. La inauguró oficialmente el 17 de octubre de 1919 el rey Alfonso XIII. Su primer tramo comprendía la Puerta del Sol y Cuatro Caminos. Tenía una longitud de 3,48 kilómetros y ocho estaciones. Ahora, además, cuenta con conexiones con otras siete líneas (2, 3, 4, 5, 6, 9 y 10) y cruza la capital de norte a sur. Eso hace que cada año sea utilizada por más de 85 millones de viajeros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información