GERVASIO POSADAS I ENTREVISTA

“El 90% de ‘El mentalista de Hitler’ es verdad”

Gervasio Posadas relata la historia de Erik Jan Hanussen, un famoso mentalista que rodeó a Hitler en la toma del poder nazi

Gervasio Posadas en Bilbao
Gervasio Posadas en BilbaoFERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Gervasio Posadas (Montevideo, 1962) acaba de publicar El mentalista de Hitler, un viaje al Berlín de 1932, a los orígenes del nazismo. El protagonista de esta novela histórica es Erik Jan Hanussen, un famoso mentalista y, al tiempo, uno de los más desconocidos hombres que rodearon a Hitler en la toma del poder por parte del partido nazi.

Pregunta: Hablamos de un período de la historia recurrente pero que aún suscita preguntas. ¿Ha sacado algo en claro de la investigación?

Respuesta: Creo que Hitler es un personaje muy narcisista, que tiene un momento de iluminación. Se cae del caballo, como San Pablo, pero al revés. Y no duda, tiene la certidumbre de que va a comandar los destinos de Alemania y lograr lo que se propone con los judíos, que lo tiene en la cabeza desde el principio aunque no lo diga claro.

P: Muchos se centran en su paso por prisión. Este libro, sin embargo, pone el foco en el año 1932.

R: Me centro en el último año antes de que llegue al poder. Sobre todo porque existe una idea preconcebida de que el nazismo, su ascenso, es inevitable. Sin embargo, durante esos meses hay muchas subidas y bajadas en el termómetro electoral, momentos en los que su llegada al poder parece inminente pero también otros en los que ocurre lo contrario. La literatura ha hablado mucho de la Segunda Guerra Mundial, del Holocausto… pero cómo fue posible que Hitler llegara al poder es un tema poco abordado.

P: La crisis económica parece uno de los elementos clave.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R: Hay cosas previas, como las condiciones injustas del Tratado de Versalles, con el que termina la Primera Guerra Mundial, también la crisis de 1929, que deja seis millones de parados en Alemania y crea una gran convulsión política y social… Pero Hitler consigue como máximo un 37% de los votos, que no es tanto. En realidad acaba llegando al poder no a través de las urnas sino de una serie de cambalaches en la trastienda del poder que le facilitan la cancillería que buscaba.

P: El que nos cuenta todo esto es un joven periodista español, José Ortega, que trabaja como corresponsal en Berlín.

Erik Jan Hanussen se entrevistó con Thomas Mann o Albert Einstein

R: Quería hacer un homenaje a los grandes periodistas de esa época, que hemos conocido a través de la recuperación de la memoria de Chaves Nogales, pero había más. Algunos fueron muy clarividentes. Por ejemplo Eugeni Xammar, decano de los grandes periodistas catalanes, llevaba tiempo advirtiendo del peligro del nazismo. Lo vieron mucho más claro que otra gente, salvo este narrador-testigo.

P: Él está a otra cosa, en este Berlín tan moderno al que acaba de llegar.

R: Claro. Él es seducido por la ciudad y también por el mentalista Erik Jan Hanussen, alguien que lleva un gran tren de vida, conoce a la gente más importante de Berlín, se mueve por los mejores restaurantes, etc. Esto además le facilita el acceso a una serie de entrevistas –Thomas Mann o Albert Einstein- que de otra forma no habría conseguido y que le ayudan en su trabajo.

P: El protagonista, Hanussen, alguien desconocido pero que fue importante en la historia de la Alemania nazi.

R: Él es un mentalista famoso en la Europa de los años 20. Tiene un juicio por fraude en Checoslovaquia en el que se acaba librando porque sorprende al juez, haciéndole llegar a pensar que tiene verdaderos poderes. Así llega a Berlín, donde se convierte en la gran estrella del momento.

P: Es el Beatle de la época…

R: Sí, una mezcla entre un Beatle y Rupert Murdoch. Él se compra dos periódicos y acaba teniendo mucha influencia. Es un jugador y siempre va al doble o nada, también con un punto frívolo… En un momento determinado se da cuenta de que tiene mucho dinero pero quiere más, y ve la posibilidad de acercarse al partido nazi. Se ve capaz de influir en el poder y en la sociedad, Hitler le abre las puertas y esa tentación le lleva a algo que no es lo que más le conviene.

P: Él llega a predecir el famoso incendio del Reichstag.

R: Lo hace durante una sesión de hipnosis con una actriz, que, en trance, habla del incendio de un gran edificio público y llega a decir directamente que se va a quemar el Parlamento. Ocurre así al día siguiente. Puedes creer que tenía poderes o que estaba involucrado en la preparación de ese incendio, que fue el que abrió la puerta a que Hitler se hiciera con el poder.

P: Pero Hanussen es judío.

R: Él llevaba muchos años utilizando un nombre falso y haciéndose pasar por hijo de aristócratas. Pero en realidad viene de un suburbio de Viena. Claro, entonces no existía Google, pero cuando se empieza a acercar a Hitler surgen voces que dicen que puede ser judío. El resto de partidos habla de él, en los periódicos comunistas hablan del Rasputín de Hitler… y esto le acaba metiendo en un pequeño lío.

P: ¿Tiene más de histórica o de novela?

R: El 90% de lo que aparece en el libro es cierto. Todos los personajes, salvo el narrador, existieron. Lo que pasa es que la historia es tan increíble que parece una novela.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS