Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instrucciones para los libros de texto gratis en los colegios valencianos

La Generalitat fija los plazos de entrega y condiciones para beneficiarse de Xarxa Llibres

Una clase en un colegio valenciano. Ampliar foto
Una clase en un colegio valenciano.

La Consejería de Educación ha trasladado a los colegios valencianos las instrucciones para que las familias puedan beneficiarse de Xarxa Llibres, la iniciativa impulsada por la Generalitat para facilitar la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza pública y concertada.

Las familias que ya han participado este año en el programa podrán entregar los libros hasta el último día lectivo del curso escolar. En el caso de Primaria, el 22 de junio. En ESO y en Formación Profesional Básica (FPB), el 17 de junio. Los libros entregados pasarán a formar parte de los bancos que gestionará cada colegio y darán derecho a recibir otros nuevos para el siguiente curso.

Para ser aceptados, los libros que se entreguen deberán reunir unas condiciones que no dificulten "la lectura de los textos" y resulten por ello "susceptibles de ser reutilizados". Ello significa que el hecho de que estén simplemente subrayados, por ejemplo, no implica que sean rechazados.

Si las familias devuelven todos los libros, se les asignará el importe completo de la segunda fase del programa, que asciende a 100 euros. Si no los devuelven todos, recibirán una cantidad proporcional a lo que hayan entregado.

Las familias que no hayan participado en el programa en el presente curso 2015-2016 podrán sumarse a la iniciativa aportando a su colegio los lotes de libros y material curricular con las mismas condiciones de quienes ya forman parte de Xarxa Llibres. Haciéndolo así, podrán acceder a los libros de texto gratis para el curso siguiente en las mismas condiciones.

Los centros gestionarán de forma autónoma sus bancos de libros. La finalidad de estos es, según la Generalitat, "avanzar en la gratuidad de la educación y en el fomento de los valores de la solidaridad y corresponsabilidad entre los miembros de la comunidad escolar, así como incentivar el uso sostenible de los libros y la autonomía pedagógica de los centros".

Cada centro nombrará una comisión para la coordinación y gestión de los bancos, que se constituirá por parte del consejo escolar. Se organizará mediante comités por niveles educativos o de aula. Y los integrarán los tutores y, de forma voluntaria, por representantes de los alumnos y de los padres. Estos serán los encargados de la recepción, valoración del estado de los libros y redistribución de los mismos.

Cada centro nombrará un coordinador del programa, que recibirá formación específica para gestionar Xarxa Llibres y tendrá asignadas solo dos horas lectivas con el objetivo, según Educación, de "no incrementar la plantilla de los centros".

La revisión del estado de los libros concluirá antes del 15 de julio, y cada centro incluirá los datos correspondientes a cada familia en una aplicación informática, llamada Itaca. El programa será utilizado por los Ayuntamientos —que comparten con la Generalitat la financiación del programa— para que estos realicen el pago de la segunda fase del programa.

A los alumnos de primero y segundo curso de Primaria los colegios les darán un cheque-libro por alumno a través del programa Itaca. Con ellos las familias podrán comprar libros en las librerías. El importe máximo por alumno que abonará la Generalitat será de 160 euros por alumno. Las librerías entregarán las facturas a los centros escolares, que será quienes realicen el pago a las librerías cuando hayan recibido la dotación por parte de la consejería.

Para el resto de niveles se aplicará ya la reutilización de los libros y otro material. La previsión es que únicamente se repondrán aquellos libros deteriorado o el que corresponda a materias de nueva implantación, así como aquellos que el profesorado considere imprescindible.

Más información