Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes va a pagar solo el 20% de lo adeudado a los institutos

La ley dice que tendría que abonarse el 60% de los 61,5 millones en el primer semestre.

Instituto  Padre Piquer en el barrio de La Ventilla de Madrid.
Instituto Padre Piquer en el barrio de La Ventilla de Madrid.

La ley dice que al final del primer semestre todos los institutos de la región deben de haber cobrado el 60% de la partida destinada a cubrir su funcionamiento de 2016 (recibos, abono de suministros, ...). Sin embargo, el portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, anunció ayer que la Comunidad “esta misma semana” solo les va a ingresar 8,7 millones de euros, cuando les debía entregar 36,9. Un portavoz de la Consejería de Educación precisa que se van a hacer tres pagos del 20% a lo largo del año y uno final del 40%.

El artículo 8 del decreto de 2000 que regula el régimen de autonomía de los institutos afirma: “En el primer semestre de cada ejercicio presupuestario la Comunidad pondrá a disposición de los centros docentes el 60 por 100 del importe del crédito anual. Este porcentaje no será de aplicación respecto de los créditos destinados a otros tipos de gasto”.

 De media cada centro tiene 177.000 euros de dotación para su funcionamiento anual y en junio, si la Comunidad cumple su palabra, van a recibir 35.000. No ven un euro desde diciembre.

De media cada centro tiene 177.000 euros de dotación

Garrido, a quien acompañaba ayer en el Consejo de Gobierno la presidenta Cristina Cifuentes, aseguró también que ningún centro de secundaria se había encontrado en situación de no poder afrontar los pagos. Sin embargo, hace unos días un portavoz de la Consejería de Educación reconoció que dos institutos habían comenzado mayo con 2.000 euros de media en números rojos. Esa fuente aseguró también que los centros contaban con un saldo bancario medio de 100.000 euros por instituto, cifra que estos niegan taxativamente.

“Hay centros que no tienen ni 100.00 de presupuesto”, se sorprende Pilar de los Ríos, presidenta de la asociación de directores. “Algún centro puede tener esa cantidad en la cuenta por dinero que proviene de otros lados y que no se puede derivar a gastos: pagar a las empresas las prácticas de FP o fondos europeos del programa Erasmus”.

“Los centros no están en números rojos porque se cometería una infracción. Pero se devuelven facturas y los proveedores, con los que se tiene una relación de confianza de años, no pasan los recibos”, asegura Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC OO en Madrid.

“Los centros no están en números rojos porque se cometería una infracción"

El director de un instituto grande y un supuesto presupuesto anual de 200.000 calcula que en gastos fijos solo se le van 10.000 euros al mes. Los meses que se enciende la calefacción rompen la media. “Y casi otros 10.000 euros se me van en pagos pendientes Así que si me ingresan 40.000 euros nos dan para dos meses”.

Un portavoz de Educación reconoce que un instituto remitió el pasado viernes —con un mes de retraso. según su relato— “una carta de apremio de una empresa suministradora de energía”. Pero asegura que ayer tenía en su cuenta un saldo superior a los 3.000 euros. “En estos casos, y a petición de los centros, la Dirección de Area Territorial correspondiente se encarga de hacerles un anticipo para que sean abonadas inmediatamente”.

“Me enfada que la consejería no reconozca que tienen dificultades para pagar. Parece que es un relato inventado por los institutos”, continúa Galvín. “Afecta además a los pequeños empresarios: el electricista, el autónomo que les trae el papel...”.

Según cálculos de CC OO, los centros reciben un 24% menos que en 2009.

Mañana el PSOE interpelará a Cifuentes sobre la demora en los pagos. Según cálculos de CC OO, los centros reciben para gastos de funcionamiento un 24% menos que en 2009.

Galvín insiste en que “se habla de los institutos, pero las escuelas de adultos, los centros artísticos o los equipos de orientación educativa y psicopedagógica, que son más pequeños y están peor articulados, tienen mayores problemas”. EL PAÍS ha estado en contacto con responsables de estos centros y todos resaltan el olvido de las instituciones y su precariedad, pues se recibe dinero en función del número de alumnos y ahora tienen menos.

“Durante el curso no puedes hacer obras y ¿qué haces en julio? ¿Te pones a pintar si lo mismo no te vuelven a pagar hasta el 22 de diciembre?”, se pregunta la presidenta de los directores.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información