Colau aborda la desigualdad en la cuna de Wall Street

La alcaldesa de Barcelona aborda con su homólogo de Nueva York el riesgo de morir de éxito de una ciudad

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona se reúne con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona se reúne con el alcalde de Nueva York, Bill de BlasioEDU BAYER

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha puesto el problema de la desigualdad en el centro de su primer viaje institucional a Nueva York, la cuna de Wall Street. Colau, una activista que llegó al Gobierno de la ciudad, culminó este martes la visita institucional con una reunión con su homólogo en la Gran Manzana, Bill de Blasio, quien es considerado también como el alcalde de los indignados y con quien confió en abrir una proceso cooperación para abordar las problemáticas de vivienda o de gestión del turismo.

Barcelona se compara mucho con Nueva York, por su atractivo internacional, por la especulación de los precios que genera y por la congestión del turismo: el miedo a morir de éxito. Colau dijo tras el encuentro, que se prolongó alrededor de media hora, que De Blasio había mostrado mucho interés por el nuevo equipo de Gobierno de la ciudad y que habían encontrado muchos puntos de coincidencia, todo en torno a la necesidad de “gobernar los desequilibrios”.

Más información
La alcaldesa del 15-M visita al alcalde de Ocupa Wall Street
Colau arremete en la ONU contra la política de refugiados en Europa

“Es muy humano, muy cercano y tiene muy clara la necesidad de hacer la política a pie de calle”, dijo Colau del alcalde de Nueva York. “Hemos hablado también de la necesidad de impulsar un contrato social para que las dinámicas especulativas no se impongan y acaben expulsando a la gente ”, añadió.

El conservador Xavier Trias (CiU) también se reunió en 2014 con De Blasio, quien curiosamente también expresó coincidencias con el entonces alcalde de Barcelona. Entonces firmaron un memorando de entendimiento para crear una plataforma de colaboración en la planificación y el diseño urbano. Nunca se desarrolló. Ahora, ambas ciudades han acordado que sus equipos técnicos colaboren en la lucha contra la desigualdad y la gestión del turismo.

En su discurso durante las sesiones preparatorias de la cumbre de Habitat III, en la ONU, Colau también habló de la injusticia social en las ciudades y clamó contra la política de acogida de refugiados europea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Era la primera vez que Colau visitaba Nueva York, como alcaldesa y como ciudadana. La alcaldesa y su número dos, Gerardo Pisarello, han paseado por Central Park y por el High Line, un parque elevado construido en unas antiguas vías de tren en Manhattan que se inauguró en 2009. El lunes por la noche cenaron con el primer teniente de alcalde, Anthony Shorris, y su esposa, en Bar Pitti, un restaurante de moda en el West Village donde también han sido vistos Leonardo Decaprio o Beyoncé. Shorris conoció a Pisarello y Colau el pasado verano, cuando se encontraba de viaje en Barcelona, y visitó junto a ellos las fiestas del barrio de Gràcia.

“Es una ciudad fascinante, muy bonita, evidentemente tiene una identidad que atrae a todo el mundo, pero también es verdad que el problema son los precios y especialmente el de la vivienda. Lo que pasa con ciertas ciudades es que su éxito puede convertirse en su obstáculo”, dijo Colau.

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS