_
_
_
_
_

La Asamblea rechaza poner una placa en Sol en memoria de las víctimas del franquismo

La iniciativa, de Podemos, proponía además habilitar uno de los antiguos calabozos de la Casa de Correos para su visita. PP y Ciudadanos han bloqueado la propuesta

La memoria histórica ha vuelto a la palestra del hemiciclo madrileño. Podemos ha defendido una proposición no de ley para instar al Gobierno a colocar una placa en la puerta del Sol, “que recuerde a las víctimas de la Dirección de Seguridad franquista”, que se encontraba ubicada en la Real Casa de Correos, sede actual del gobierno de la Comunidad de Madrid. Los votos del PP y Ciudadanos ha tumbado la propuesta, que ha contado con los votos favorables de Podemos y el PSOE (64 a favor y 65 en contra). La placa se habría situado en la fachada principal exterior del edificio, actual sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

La propuesta incluía que la futura Ley regional de Memoria Histórica incluyera la habilitación de un espacio para divulgar la memoria democrática de la Comunidad de Madrid. Dicho espacio sería, preferentemente, un antiguo calabozo. Actualmente existen dos placas de homenaje en la plaza: una por el levantamiento popular del 2 de mayo de 1808 contra las tropas napoleónicas y otra por las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004, en el que murieron 193 personas. Ambas están situadas en la fachada de la Real Casa de Correos. Además, en la plaza existe una famosa placa en el suelo por el kilómetro cero de las carreteras españolas.

La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha solicitado permiso para situar una placa también en la puerta del Sol en recuerdo de la ocupación de la plaza por el movimiento 15M. Para colocar la chapa se necesita la autorización de la Comisión Local de Patrimonio Histórico (dependiente de la Comunidad de Madrid) porque se trata de un espacio protegido. Patrimonio pidió al Ayuntamiento que presentara un plan de actuación del conjunto de la plaza y no actuaciones puntuales.

Los populares tampoco han dabién han rechazado la chapa conmemorativa que solicitó la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena a Cifuentes para colocar una chapa conmemorativa del movimiento social del 15 M en la puerta del Sol. En ella se leería “dormíamos, despertamos. En este caso, los populares rechazaron la propuesta, aunque estuvieron de acuerdo en la importancia del movimiento.

Actualmente existen dos placas de homenaje en la plaza: una por el levantamiento popular del 2 de mayo de 1808 contra las tropas napoleónicas y otra por las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004, en el que murieron 193 personas. Ambas están situadas en la fachada de la Real Casa de Correos. Además, en la plaza existe una famosa placa en el suelo por el kilómetro cero de las carreteras españolas. Para colocar la chapa se necesita la autorización de la Comisión Local de Patrimonio Histórico (dependiente de la Comunidad de Madrid) porque se trata de un espacio protegido. Cifuentes se opone a situarla en ese lugar porque “sería una ofensa a las víctimas, que mientras sea presidenta de la Comunidad no voy a permitir”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Esther Sánchez
Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_