Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

280 académicos critican a Junts pel Sí por defender el bilingüismo

Los firmantes presentan en la UB el manifiesto en contra de la cooficialidad

Defensa del catalán
La actriz Txe Arana en el acto de presentación del manifiesto en defensa del catalán.

280 filólogos, profesores universitarios y escritores presentaron este jueves en el Paraninfo de la Universitat de Barcelona un manifiesto a favor del catalán como única lengua oficial de Cataluña. El manifiesto subraya la crítica a los partidos independentistas que defienden la cooficialidad del catalán y del castellano. “Frente al tacticismo político que no quiere espantar a nadie, yo quiero honradez. Una nación, un estado y su lengua”, dijo Jaume Martí, uno de los ponentes del acto. El manifiesto ha sido redactado por la Asociación Lengua y República. El origen de este colectivo es la antigua sectorial de lengua de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). La asociación advierte que el bilingüismo condena al catalán a desaparecer.

Entre los firmantes del manifiesto se encuentran intelectuales próximos a Junts Pel Sí (JxSí) como Salvador Cardús, Vicenç Villatoro o Jaume Cabré. También lo firman el exlíder de Esquerra Repúblicana (ERC) Josep Lluís Carod-Rovira y el exdiputado de la CUP Julià de Jòdar. El presidente de la Asociación Lengua y República, Joaquim Arenas, explicó que las únicas lenguas propias de Cataluña son el catalán, el lenguaje de signos en catalán y el occitano.

La profesora de la Universitat Pompeu Fabra Mercè Lorente aseguró que el grupo considera que la república catalana deberá fomentar el poliglotismo, siendo el catalán la lengua propia, el inglés una lengua de trabajo internacional y el castellano y el francés “como lenguas vecinas”. Lorente afirmó que “el catalán ha de ser la lengua preferente y de identidad nacional”; Lorente añadió que los partidos políticos pecan de “paternalismo cuando evitan hablar de este tema con los castellanohablantes”. Los conferenciantes destacaron que el castellano es una lengua de ocupación desde la guerra de Sucesión, en el siglo XVIII. “El gobierno central persuade a los inmigrantes para que utilicen el castellano” para que así desaparezca el catalán, según Martí.

El programa electoral de Junts pel Sí establece que en una Cataluña independiente “la lengua castellana continuará siendo oficial”. “Todos los ciudadanos tendrán derecho a utilizar el catalán y el castellano en sus relaciones con la administración y con los gestores de servicios públicos. Todos los funcionarios tendrán la obligación de conocerlas y usarlas”, según la coalición secesionista. El programa electoral de la CUP reconoce el catalán y el occitano como lenguas propias de Cataluña pero añade que el castellano y el francés deberán tener “un estatus jurídico” especial.

Patrícia Gabancho, vicepresidenta del Ateneu Barcelonès y firmante del texto, admitió que “probablemente este manifiesto no le haga gracia a JxSí”. Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) y sobre todo ERC han llevado a cabo en los últimos años intensas campañas de seducción entre los colectivos castellanohablantes del área metropolitana de Barcelona para sumar apoyos a las tesis independentistas. Enric Calpena, periodista y profesor de la Universitat Ramon Llull, ha rechazado firmar el manifiesto porque, si bien considera que el catalán necesita “muchos más recursos” para que su uso sea normalizado, considera que el bilingüismo tiene también aspectos positivos: “Mi objetivo también es el prestigio del catalán, pero esta no es la manera de hacerlo”.

Los ponentes del manifiesto insistieron que la única manera que el catalán sobreviva es que “sea utilizado por todos, siempre y para todo”. El documento denuncia que “el mecanismo para la implantación del castellano en Cataluña fue y continúa siendo la bilingüización forzosa de la población”. El manifiesto afirma que “la situación actual de la lengua catalana en la mayoría de ámbitos de uso general es extremadamente crítica”. El Instituto de Estadística de Cataluña asegura que el 95% de la población entiende el catalán, según datos de 2011; el 36,3% de los catalanes lo utilizaban habitualmente en 2013, frente al 35,6% de 2008.

El manifiesto denuncia “la ideología política del llamado bilingüismo”, que se ha ido inoculando desde las esferas de poder en toda la población catalana desde 1978 para justificar el régimen jurídico establecido por la Constitución. El ponente del acto más aplaudido fue Juan Carlos Moreno Cabrera, profesor de Lingüística de la Universidad Autónoma de Madrid. Moreno Cabrera destacó que en Cataluña se ha llevado a cabo “una bilingüización forzada que lleva a una erosión de la lengua dominada [el catalán]. El bilingüismo mata”.

Más información