Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Justicia suspende al notario del ‘caso Cocoon’

La medida, sin precedentes, se debe a que Peña está acusado de ser colaborador fundamental en la estafa a un centenar de ancianos

El notario Enrique Peña, en una imagen grabada por TV3.
El notario Enrique Peña, en una imagen grabada por TV3.

Desde el pasado 25 de febrero, el notario Enrique Peña Félix no puede ejercer su profesión. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, firmó su suspensión cautelar por su implicación en el caso Cocoon, una intrincada investigación de estafas a un centenar de ancianos, que acabaron perdiendo su casa. La investigación señala a Peña como el colaborador esencial, que daba credibilidad y seguridad a las víctimas. Es la primera vez que el Ministerio suspende de manera cautelar a un notario.

El ministerio, el único competente para tomar esa decisión, alega el peligro de que Peña pudiese reincidir en el tiempo que sigue instruyéndose la causa y que llega a juicio, y las infracciones muy graves de las que está acusado. Con su "suspensión provisional", se impide que "continúe produciendo un grave daño al interés público y a terceros".

La decisión es fruto de una solicitud del Colegio Notarial de Cataluña, que ya en julio, cuando los Mossos detuvieron a Peña, pidió la suspensión. Con la causa aún bajo secreto de sumario, la solicitud fue denegada. En febrero, cuando las diligencias ya fueron públicas, y el Colegio pudo tener conocimiento de las mismas porque se ha personado en la causa, volvió a pedir la suspensión, que ahora ha sido aceptada.

El elemento principal que arguyó el Colegio fue el auto de detención de Peña. En él, se desgranan las diferentes acusaciones contra Peña: falsedad documental, delito de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. "La actuación de Peña supone una flagrante y muy  grave vulneración de los principios en los que debe basarse el ejercicio de la función pública notarial, que conlleva un grave daño al interés público", alegó el Colegio. Y añadió que la "falta de rigurosidad y el grado de inseguridad jurídica" en el que han quedado las víctimas, y el papel "principal e imprescindible para la consumación de las estafas" de Peña, que debería ser como notario un "estandarte de la seguridad jurídica preventiva" son elementos suficientes para suspenderle.

Peña fue detenido el pasado 3 de julio, en su despacho de la Avenida de Diagonal, por los Mossos d'Esquadra. En un discretísimo operativo, para no llamar la atención, Peña fue puesto en libertad bajo fianza. El notario, el abogado Francisco Comitre y Artur Segarra, detenido en Tailandia por el asesinato de David Bernat, eran supuestamente los cerebros de la trama, que enredaron a los ancianos haciéndoles creer que firmaban una hipoteca inversa, cuando en realidad estaban vendiendo su casa.