Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Metro se planta ante Colau y hará huelga en el Mobile

El Consistorio pretende negociar hasta el último momento y GSMA admite que tiene un plan b

Un galgo espera en el andén del metro de Barcelona. EFEArchivo
Un galgo espera en el andén del metro de Barcelona. EFE/Archivo EFE

La gestión de Ada Colau el frente del Ayuntamiento de Barcelona vive su primera crisis de transporte durante uno de los momentos del año de más presión. El Mobile World Congress (MWC), el mayor evento económico de la ciudad, corre el peligro de verse perjudicado después de que la plantilla de Metro decidiera este jueves mantener las huelgas convocadas para el 22 y 24 de febrero. De los 1.125 empleados que asistieron a las dos asambleas, solo uno se abstuvo y el resto votó por rechazar la propuesta de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y continuar con los paros de 24 horas durante las primera y penúltima jornadas del congreso.

GSMA, la organizadora del MWC, cuenta con un “plan b” para la huelga, según afirmó su consejero delegado, John Hoffman. La asociación de telefonía ya ofrece a los asistentes autocares gratuitos que conectan los dos recintos de Fira Barcelona, los de Montjuïc y L'Hospitalet de Llobregat, además de otros que trasladan a los visitantes hasta los hoteles "donde no llega el transporte público", según la página web del evento. Lo más probable es que este servicio se amplíe. Fuentes laboralistas explicaron que TMB o el Ayuntamiento no pueden facilitar servicios alternativos al metro porque estarían vulnerando el derecho de huelga de los trabajadores, pero que GSMA sí lo puede hacer por su cuenta.

Los trabajadores buscan inclinar la balanza a su favor en la negociación de su convenio colectivo. El último, que venció el pasado 31 de diciembre, era una prórroga que arrastraban desde 2012 y que ha congelado sus salarios durante estos cuatro años. Fuentes de la Administración local, que ejerce la presidencia de TMB, manifestaron su preocupación y aseguraron que el Consistorio pretende negociar hasta el final. Recordaron que el convenio lleva años bloqueado y el equipo de Colau, menos de 12 meses al mando. El temor radica en que concesiones hechas bajo presión acaben consolidadas en detrimento de las cuentas de TMB.

El comité de huelga de Metro duda de que el paro se pueda evitar, al menos el del lunes. Se ha comprometido a que sus decisiones se validen en asamblea y sería “muy complicado” convocar a una plantilla de 3.700 personas con poca antelación y en fin de semana. La sensación entre los sindicatos ante la "actitud poco negociadora" de TMB es de "sorpresa", ya que aseguran que la empresa retrasó las reuniones de mediación y no persentó una propuesto por escrito hasta el mediodía del miércoles. TMB ha convocado al comité a una reunión este viernes por la mañana, pero para organizar los servicios mínimos, fijados en en 50% durante horas puntas y en 30% el resto del día.

Más información