Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un prostíbulo retira su publicidad para no perjudicar al Mobile

El pasado año hubo quejas porque apareció el anuncio junto a otro de Samsung

La valla está a escasos metros de la Fira de Barcelona.
La valla está a escasos metros de la Fira de Barcelona.

Una agencia de mujeres de compañía retirará la próxima semana, durante el Mobile World Congress (MWC), la valla publicitaria que tiene contratada a escasos metros de la entrada de la Fira de Barcelona en l’Hospitalet de Llobregat. El anuncio se encuentra justo en el camino desde el aeropuerto a los pabellones feriales, que realizarán la mayoría de los asistentes al congreso.

La polémica se originó la pasada edición. El fabricante coreano Samsung colocó una publicidad justo al lado de la valla publicitaria que tiene contratada la agencia Apricots. La imagen con los dos anunciantes juntos, en la entrada de Barcelona, apareció en algunos medios de comunicación y no fue del agrado de Samsung, según el consejero delegado de Apricots, Javier Martínez. La compañía se puso en contacto con la organización del congreso para que “no volviera a ocurrir que su marca aparecía justo al lado de nuestra empresa”, recuerda el directivo de Apricots.

Martínez asegura que MWC les contactó. “Pusimos en una balanza el malestar que podían sentir las marcas al estar anunciándose a nuestro lado. Los comentarios que nos llegaron consideraban que nuestra empresa podría causar un perjuicio a la ciudad. Por esto hemos decidido que la valla quedará en blanco mientras dure el congreso”, asegura Martínez.

El directivo de Apricots considera un "ejemplo de transparencia" retirar el anuncio “sin importarnos el aumento de hombres de negocios que acudirán a la ciudad la próxima semana y que pueden contratar los servicios de nuestras mujeres de compañía”. El responsable del prostíbulo afirma que en un ejercicio de responsabilidad social con nuestra ciudad, lo haremos a cero euros. No cobraremos nada por retirar nuestra publicidad”. Desde Fira de Barcelona certifican que es cierta la negociación entre MWC y Apricots, que ha concluido con la retirada de la valla.

Martínez es consciente de que el MWC es un evento que incrementa el número de clientes potenciales de las mujeres de compañía. “Son hombres de más de 40 años, de elevada poder adquisitivo y que se llegan a la ciudad para participar en reuniones de trabajo”. El directivo asegura que no sólo reciben una gran afluencia de público en este congreso “también hay repuntes con los premios de Fórmula I, Construmat, los congresos médicos y eventos como el Sónar”.

Apricots no tendrá cartel la próxima semana pero su directivo quiere prevenir a los visitantes que en ocasiones hay mucha picaresca para estafar al visitante. “Hay locales que ofrecen comisiones a taxistas, que superan los cien euros por cliente, allí se estafa sistemáticamente”, advierte.