Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento afirma que “hay que despolitizar el Born”

Berta Sureda asegura que se votó en contra de la propuesta de ERC porque pedía que las directrices del centro debían ser aprobada en el pleno municipal

El revuelo generado por el rechazo del equipo municipal de Ada Colau, aliada con el PSC, Ciutadans y PP, a una propuesta de ERC que pedía no modificar las líneas museísticas del Born Centre Cultural para que siguiera vinculado a la identidad catalana y la derrota de 1714, continuó este miércoles con declaraciones de miembros del equipo municipal. Mientras que Berta Sureda, comisionada de Cultura, aseguró que había que acabar con la “politización del centro cultural”, el portavoz municipal Gerardo Pisarello, quitó hierro diciendo que todo era fruto de “un malentendido”.

 

 

Aspecte del Born durante una de las actividades culturales.
Aspecte del Born durante una de las actividades culturales.

Tras la polémica que se generó el pasado martes, con las redes sociales echando humo tras la votación en la que el Gobierno de Barcelona rechazó una propuesta de ERC y se posicionó —junto a PSC, Ciutadans y PP— a favor de modificar la línea museística de El Born Centre Cultural (BCC) para desvincularlo a los hechos de la Guerra de Sucesión. Una jornada que acabó con un tuit a última hora de la noche en la que la alcaldesa Ada Colau, intentando reconducir la situación, aseguraba en sus 140 caracteres: “El Born ni se cerrara, ni dejará de ser referente para el 1714. Solo se ha hablado de ampliar a más usos de ciudad”.

Este miércoles, la polémica continuó con declaraciones de diferentes miembros del Gobierno municipal que salieron a matizar o desdramatizar la situación. Una de ellas fue Berta Sureda, comisionada de Cultura, que tras la presentación de la nueva temporada del Museo Picasso, explicó que la intención del Consistorio es “despolitizar el Born, porque siempre lo ha estado”. Fue por eso, dijo, por lo que “se votó en contra de la proposición de ERC ya que se pedía que las grandes líneas se debatieran en el pleno municipal. Y nosotros estamos en contra de la politización de la cultura”.

Por su parte, el portavoz del Ayuntamiento, Gerardo Pisarello, intentó también quitar dramatismo asegurando que la situación es “fruto de un malentendido”.

Según Pisarello, “no hay razones para la polémica” ya que el Born “seguirá siendo una referencia clara de la identidad catalana y lo que significó el 1714”. Los dos coincidieron en manifestar que los restos no se cubrirán con cristales, —“no sabemos de dónde ha salido esa idea”, puntualizó Sureda—, que “se optimizarán los espacios y que se pensarán otros usos para el Born, por ejemplo, en el ámbito del que significaron otras destrucciones políticas”. Además se abrirá más al barrio y a sus asociaciones, coincidiendo con lo que Ricard Vinyes, comisionado de Memoria Histórica, explicó el martes, en lo que significó su estreno político tras relevar en el cargo a Xavier Domènech que lo abandonó para presentarse en las elecciones generales por En Comù Podem. Vinyes también reveló que la exposición temporal Fins a Aconseguir-ho! El Setge de 1714, donde se describe el conflicto bélico y sus afectos y el asedio de la ciudad, se clausurará en abril, una vez terminen las visitas escolares programadas.

Acto para “salvarlo”

“Son ideas, pero todavía no se han llegado a materializar porque Vinyes tomó posesión a comienzos de este mes de enero”, dijo la comisionada. Pisarello, por su parte, reconoció que todavía “no se ha planteado” si se tocará o no la senyera que preside la entrada del Born, de 17,14 metros de altura.

Otra de las reacciones fue la de la ACN que ha convocado para las simbólicas 17,14 horas de este jueves una movilización “para salvar el Born” y “ante la amenaza que ha supuesto la votación del Ayuntamiento de Barcelona”. La ACN también recoge firmas con la intención de que la alcaldesa mantenga el Born “para la memoria barcelonesa y nacional”.

Más información