Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP y Ciudadanos buscan un frente anti independentista en el Parlament

El líder popular en Cataluña, pedirá la suspensión de la autonomía si sigue el proceso

Xavier García Albiol en el debate investidura en el Parlament de Catalunya.
Xavier García Albiol en el debate investidura en el Parlament de Catalunya.

El Partido Popular y Ciudadanos hace bastantes semanas que hablan de forjar alianzas y crear una estrategia común entre los partidos contrarios a la independencia en el Parlament. Este lunes, después de la investidura del nuevo president, ambas fuerzas han insistido en que todas las formaciones contrarias a la independencia, —incluyendo a PSC y Catalunya Sí que es Pot—, deben aliarse en la Cámara en favor de la unidad de España. Estas dos últimas, sin embargo, se muestran reticentes. El líder de los populares catalanes, Xavier García Albiol, ha pedido además, la suspensión de la autonomía por medio del artículo 155 de la Constitución si el nuevo Ejecutivo catalán pone en marcha las medidas que contempla la resolución independentista aprobada el 9 de noviembre.

La política catalana corre el riesgo de reducirse en torno a dos bloques monolíticos. El pacto de estabilidad de la CUP y Junts pel Sí fue tildado en la investidura de Puigdemont de "cordón sanitario" por los partidos no independentistas. Sin embargo, este lunes entre PP y Ciudadanos ha surgido de nuevo la idea de un frente parecido ante sus adversarios "por la unidad de España". Albiol ha dicho que este mismo lunes por la tarde comenzará a llamar a los líderes de Ciudadanos, PSC y Catalunya Sí que es Pot para intentarlo.

El acuerdo no tiene vistas de prosperar, según lo que responden las fuerzas de la izquierda. El líder socialista, Miquel Iceta, ha sido claro: "No queremos frentes, sino tender puentes". "Si alguien piensa que enfrentándose a los catalanes va a arreglar algo está muy equivocado", ha añadido apelando al diálogo. Hasta ahora la acción conjunta más relevante que han realizado PP, Ciudadanos y PSC fue la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la citada resolución. 

Algo parecido cree Xavier Domènech, líder de En Comú Podem. "Plantear frentes solo sirve para retroalimentar la situación y no para desbloquearla. No es pensar en el país sino en el poder”, ha insistido. El número uno de la coalición de la izquierda alternativa catalana en Madrid, en la que está Podemos, ha apelado de nuevo al referéndum como solución: “Es una demanda mayoritaria en todos los segmentos del electorado, incluidos los de Ciudadanos".

La líder de Cuidadanos, Inés Arrimadas, sí está más dispuesta a una colaboración que considera "necesaria" en la Cámara. Desde su partido se apuntan haber sido los primeros en proponerlo y no quieren usar la expresión "frente común", aunque Rivera sí lo ha hecho en Madrid. "No sé con qué fórmula, pero sin duda debe haber un acuerdo, un pacto de Estado para garantizar la igualdad de los españoles y el respeto a la democracia", ha reiterado Arrimadas en el Parlament en referencia a un pacto más amplio, en el Congreso.

Por parte del PP, Albiol ha hablado textualmente de "ir de la mano". "Los partidos no independentistas tenemos que apartar nuestras diferencias y ser capaz de coordinar nuestras acciones", ha añadido. "Los hombres y mujeres no independentistas lo están esperando", ha insistido.

"Sin complejos"

El presidente del grupo parlamentario popular en Cataluña ha explicado también que su partido pedirá al Gobierno en funciones de Rajoy que aplique el artículo 155 de la Constitución y le quite competencias a la Generalitat si el nuevo Govern que se constituye esta semana sigue adelante con la resolución independentista. "Si se viola la Constitución y el Estatuto no tendremos problema en pedir la aplicación del artículo 155. Sin complejos", ha especificado Albiol.

El líder del PPC ha asegurado en una rueda de prensa en la sede de su partido que "aplaudirá" la retirada de competencias "si se llega a una situación excepcional". Para el conservador, esta situación se daría si el nuevo ejecutivo liderado por Carles Puigdemont pone en marcha la hoja de ruta que marca la resolución independentista que contempla avanzar en estructuras de Estado y desacatar al Tribunal Constitucional. Esta es la situación más probable, según lo que se puede desprender del discurso de investidura del nuevo president. "No es tiempo para cobardes", dijo Puigdemont.

Albiol no ha concretado cómo se aplicaría el artículo ni qué competencias concretas se retirarían a la Generalitat. Según su declaración, este procedimiento está reglado "y no es una decisión graciosa del Gobierno". El líder popular ha querido dejar claro que quién tiene, en todo caso, la responsabilidad de aplicarlo es Rajoy, aunque esté en funciones.

Más información