Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UB investiga por plagio la tesis doctoral de un líder europeo de CDC

Marc Guerrero copió partes de un libro publicado unos años antes de obtener el grado

Marc Guerrero, miembro del Consejo Ejecutivo de Convergència.
Marc Guerrero, miembro del Consejo Ejecutivo de Convergència.

Marc Guerrero, miembro del Consejo Ejecutivo de Convergència (CDC) y hasta hace una semana vicepresidente del Partido Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), plagió partes de su tesis doctoral en Ciencias Sociales, por la que la Universidad de Barcelona (UB) le concedió el doctorado cum laude en 2007. EL PAÍS ha comprobado que numerosos párrafos del texto están copiados de forma literal de un libro publicado cuatro años antes y cuyo autor, Jaume Urgell, denunció el caso hace dos meses ante la universidad. La UB, que rechazó en un primer momento investigar la denuncia, ha anunciado ahora la creación de una comisión técnica para determinar “si ha existido plagio y en qué grado éste se ha producido”.

La tesis doctoral de Marc Guerrero —titulada La identidad en la actuación exterior subestatal— estudia la acción exterior de la Generalitat de Cataluña y la compara con la del estado de Washington, de EE UU. En el capítulo 5, centrado en Cataluña, Guerrero copia textualmente amplios párrafos del libro Dar protagonismo a Cataluña, dirigido por Jaume Urgell —Máster en Administración Pública por la Universidad de Harvard— y autor de los fragmentos plagiados.

Aunque hay al menos otra página de la tesis copiada, los fragmentos más relevantes son los que ocupan una parte clave de la investigación de Guerrero. En ella, el político expone los pilares de la acción exterior del Gobierno catalán y los somete al modelo de análisis del politólogo estadounidense Graham Allison. Al comparar la tesis y el libro, sin embargo, queda en evidencia que al menos 44 líneas (casi dos páginas) reproducen literalmente —salvo media docena de conjunciones y sinónimos— el libro.

“El fraude es doble”, afirma Urgell. “Primero expone los principios que han guiado la acción de la Generalitat hasta 2007 como si fuerzan propios, cuando en realidad los ha copiado. Y luego asegura haber utilizado el modelo de Allison cuando queda claro que no lo ha hecho y ha plagiado mis conclusiones”, añade el denunciante. Aunque Guerrero incluye el libro de Urgell en la Bibliografía de su tesis, en los textos copiados del libro no hace ninguna mención a la fuente. “Era su obligación citarla, como en cualquier texto académico, y más si recogía partes importantes de mi trabajo”, apostilla Urgell. “Si ha copiado esto, ¿cómo sabemos que no ha hecho lo mismo con la política exterior del Estado de Washington”, se pregunta el autor.

Urgell denunció el caso a la Universidad de Barcelona el pasado 26 de septiembre. Lo hizo con un correo electrónico mandado al Decanato de la Facultad de Economía —donde Guerrero leyó su tesis— con copia al Rectorado. La respuesta fue también por correo electrónico y estaba firmada por Alfonso Herranz, presidente de la Comisión de Doctorado de la facultad: “Estamos estudiando el asunto y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible”.

Tras consultar con un abogado, Urgell decidió también mandar por carta un escrito a la decana de Económicas, Elizenda Palauzie. En esta ocasión, la respuesta vino firmada por el director de los Servicios Jurídicos de la Universidad de Barcelona, Fernando Domingo. El texto, algo confuso en su redacción, invita al denunciante a acudir a los tribunales y afirma que la universidad “no puede adoptar medidas al respecto sobre la tesis si no existe una sentencia judicial firme condenatoria contra el señor Marc Guerrero”.

Repreoducción de uno de los párrafos del libro de Jaume Urgell (izquierda) copiados en la tesis de Marc Guerrero (derecha). ampliar foto
Repreoducción de uno de los párrafos del libro de Jaume Urgell (izquierda) copiados en la tesis de Marc Guerrero (derecha).

Urgell asegura que se quedó “estupefacto” ante esta respuesta. “Es inconcebible que una institución como la Universidad de Barcelona se desentienda así de un caso de plagio y diga que no tiene nada que hacer. Imagino que es por quién es la persona denunciada, pero está claro que trataron de tapar el asunto”, se queja.

Tras varias llamadas de este diario a la universidad, la UB admitió finalmente que se produjo “un fallo interno”, en palabras de Enric Canela, director de la Escuela de Doctorado de la institución. “Recibimos muy pocas denuncias de este tipo. Seguramente por eso, por desconocimiento del protocolo a seguir de las personas requeridas por el denunciante y quizá también por fallos de comunicación interna, no hemos dado la respuesta que debíamos”, afirma. Canela explica que ante este tipo de denuncias, la Escuela de Doctorado tiene “un protocolo” previsto por el que ahora ha abierto una investigación. La “comisión técnica” que estudiará el caso debe, en primer lugar, comprobar que los indicios de plagio son ciertos y, posteriormente, determinar la gravedad del caso. Las conclusiones tardarán unos dos meses en conocerse, explica la UB.

Al ser informado de que Guerrero incluyó en su tesis párrafos enteros del libro de Urgell sin citar la fuente, Canela afirma que “en este caso se trataría de una mala praxis cuyo alcance deberá ser valorada en profundidad”.

Marc Guerrero, por su parte, explica que utilizó el libro como fuente y como tal “está incluido en la bibliografía”. Preguntado sobre la copia textual de párrafos, el político asegura no tener “en la cabeza todos los detalles, ya hace muchos años de la tesis, aunque en cualquier caso no es algo importante”. “Conozco a Jaume Urgell y reconozco su trabajo. Hace tiempo que me dijo algo de esto, pero no he sabido nada más hasta ahora. No entiendo por qué ha hecho esto ahora”, afirma el político. Urgell replica que no es él quien “deba dar explicaciones”. “Él plagió y yo le avisé. Ha tenido mucho tiempo para rectificar”, concluye.


Investigacion@elpais.es