Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madonna vuelve al Sant Jordi

La estrella actuará este martes y este miércoles apelando a su presente más que a los recuerdos

Madonna en su concierto de Milán
Madonna en su concierto de Milán. EFE

Tres años después de su última visita a Barcelona y catorce después de The Drowned Tourque en el Palau Sant Jordi ofreció el mejor espectáculo jamás visto de la estrella, Madonna vuelve esta noche y mañana al mismo recinto.

En esta ocasión para presentar el espectáculo que ha orquestado entorno a su último trabajo discográfico Rebel Heart, que según adelantan las crónicas es uno de los más ambiciosos y sofisticados desplegados por la cantante italoamericana. Si para el concierto de este martes (a las 21 horas) ya no quedan entradas, para el de mañana aún restan a la venta, a unos precios que oscilan entre los 75 y 320 euros.

El espectáculo que Madonna ofrecerá esta noche y la de mañana en las que son sus únicas actuaciones en España, está suficientemente rodado para no esperar sobresaltos. La gira mundial de la estrella se inició en septiembre en Montreal y concluirá en marzo en Australia tras haber recorrido cuatro continentes en lo que es una gira mundial como las de antaño. En Europa se ha podido disfrutar en ciudades como Colonia, Praga, Berlín, Estocolmo o Milán. De hecho, los números la avalan, ya que está recaudando incluso por encima de la gira que realizan el grupo U2, el otro gran mastodonte de la carretera. Para satisfacer a sus seguidores, Madonna tira de un espectáculo que fundamente parte de su gancho en su proximidad al público, ya que buena parte de la actuación la pasa en un enorme provocador que divide en dos la pista partiendo del escenario. Innumerables cambios de vestuario —hay guiños a Japón, al rockabilly, a Juana De Arco etcétera—, a la sazón parte del mismo confeccionado por una empresa de Zaragoza, y los recursos inacabables de luz y vídeos redondearán un montaje que tiene una parte delicada, ya que Madonna acude al toreo y a su vestuario para dar el acento racial que nunca suele faltar en sus montajes. Y teniendo que cuenta que Barcelona es una ciudad que se ha declarado contraria a las corridas de toros y en favor de los derechos de los animales no parece un recurso infalible.

Repertorio reciente

Pero Madonna tiene otros muchos recursos, entre ellos y como más destacable, su repertorio. Tirando de presente y no acomodándose a una historia llena de éxitos —ha colocado 24 canciones en el Top 10—, la estrella viene ofreciendo en esta gira un repertorio que incluye diez canciones de su más reciente disco, desde las iniciales Iconic y Bitch I’m Madonna, al grupo de tres piezas que interpreta en el tramo final del concierto, formado por Ghosttown, Rebel Heart y Illuminatti y acabando por Unapilogetic Bitch, última antes de la pieza final, un único bis que viene siendo Holyday. El resto de los temas no tira excesivamente de memoria, que como grandes éxitos Madonna interpreta La Isla Bonita, Material Girl y Music, entre otros. En el apartado versiones, la diva se atreve con un La Vie En Roseen el que toca el ukelele. Es pues una Madonna que reivindica su presente más que nunca.

Más información