Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Consejería de Educación elimina el distrito escolar único

El nuevo decreto primará tener un hermano en el centro y la proximidad del domicilio

La Generalitat eliminará los dos puntos que determinaban los centros educativos

La Generalitat eliminará el distrito único de escolarización y garantizará el derecho a la "educación en igualdad de condiciones" mediante una nueva baremación que primará el tener un hermano en el centro así como la proximidad, y eliminará los dos puntos que hasta determinaban los centros educativos.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Vicent Marzà, quien ha informado del borrador nuevo de decreto que regulará el acceso a los centros sostenidos con fondos públicos y que la Consejería de Educación presentará el próximo jueves a los sindicatos para su aprobación.

Con esta propuesta, ha señalado Marzà, el Gobierno valenciano quiere "garantizar el derecho a la educación para todos en igualdad de condiciones, trabajando para que la educación sea realmente motor de cohesión", y que "todos tengan las mismas oportunidades para acudir a un centro".

El documento de trabajo que propone Educación contempla que todos los centros sostenidos con dinero público "tengan los mismos criterios de escolarización, y que no sean los centros los que escojan a las familias sino que las familias escojan los centros", ha señalado el consejero.

Según el anterior decreto, ha indicado, "eran los centros los que acaban seleccionando el tipo de familia y alumnado que querían", una situación que considera "iba en contra de lo que ha de ser una educación sostenida con fondos públicos, igualitaria, cohesionadora y vertebradora del territorio".

Para ello se establece una nueva baremación, y la puntuación más alta, de hasta 15 puntos será la de tener hermanos en el centro, seguida de la proximidad, valorada con 10 puntos, que tiene como objetivo "vertebrar" y "arraigar" el centro educativo a su territorio para que las familias puedan participar de forma "activa" no solo en el centro sino también en el barrio, ha señalado Marzà.

Además desaparecen los dos puntos que determinaban los centros educativos y por los que, según el consejero, "los centros elegían a las familias".

También se establece un nuevo criterio con una vertiente "social", con la asignación de 3 puntos para las familias monoparentales, una demanda -ha recordado- del Síndic de Greuges,

Por último, ningún centro sostenido con fondos públicos podrá "pedir, exigir o decir que se hagan donaciones en fundaciones" o pagar por su escolaridad, ya que Marzà defiende que "el centro sostenido con fondos públicos ha de ser plenamente gratuito y eso es lo que establece el decreto", y se elimina el punto por antiguo alumno.

Más información