Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP propondrá un candidato de CDC como alternativa a Artur Mas

La izquierda independentista intentará consensuar un presidente con Junts pel Sí

La reunión de la CUP en Perpignan.
La reunión de la CUP en Perpignan. EFE

El diputado de la Candidatura d'Unitat Popular, Benet Salellas, anunció este sábado que su partido propondrá un candidato alternativo a Artur Mas para ocupar la presidencia de la Generalitat si, como se da por seguro, no queda investido presidente en el debate de la próxima semana. Será un nombre procedente de las filas de Convergència y que la CUP intentará consensuar para respetar el pacto interno de Junts pel Sí de otorgar la presidencia al partido de Mas, según explicó Salellas.

Esa propuesta, sin embargo, no se debatió en el consejo político de la CUP que se celebró este sábado en Perpiñán y en el que la formación anticapitalista acordó no concurrir a las elecciones generales del 20 de diciembre. Lo que sí afloró en la reunión es la división interna que se vive en la formación ante las manifestaciones de algunos dirigentes de no investir a Mas, de la que discrepa un sector.

La propuesta de un candidato alternativo a Mas se hará pública tras el debate de investidura que finalizará el próximo jueves, cuando se celebre la segunda votación y, como se prevé, el actual presidente en funciones no obtenga la mayoría simple del Parlament. El martes se votará por primera vez y se requiere una mayoría absoluta (68 diputados) que no tiene Junts pel Sí (62). Salellas lamentó que esta coalición no haya planteado otro candidato que no sea Mas. “Si desde Junts pel Sí no se hace una propuesta alternativa la haremos nosotros la próxima semana”, anunció el diputado.

Los anticapitalistas aseguran que pretenden “desencallar” el proceso tras la más que segura derrota parlamentaria de Mas en la investidura, pues la CUP ya ha anunciado que sus 10 diputados no le apoyarán. Salellas vaticinó que será una “investidura fallida” e insistió en que este escenario “no ayuda al proceso”. La izquierda independentista asegura, además, que con su propuesta da muestras de la “generosidad” a la que apeló durante estas semanas de negociaciones con Junts pel Sí con el fin de evitar elecciones anticipadas.

“Superado este escollo —la votación de investidura— intentaremos tener un presidente o presidenta de consenso”, sentenció Salellas. La vicepresidenta de la Generalitat en funciones, Neus Munté, o el que fue cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, suenan como los mejor situados, pues la CUP ya anunció que no se negaría a apoyarlos.

Esta formación que tiene la llave del futuro político de Mas dejó claro tras las elecciones catalanas que no impondría un candidato de sus filas y que estaba dispuesta a apoyar a un miembro de CDC, siempre que no fuese Mas. Si Junts pel Sí ve bien la propuesta de la CUP, los anticapitalistas pondrán la nueva oferta en manos de una asamblea nacional abierta a las distintas organizaciones que integran el partido. Convergència, sin embargo, ya anunció este sábado que rechazaba un candidato que no fuese Mas.

Más información