La Generalitat evita decir si pagará a los funcionarios la extra de 2012

Gobernación propone una comisión "para estudiar" si se puede abonar lo recortado

La Generalitat ha evitado este viernes concretar si devolverá a los empleados públicos el 75% restante de la paga extra suprimida en 2012 y ha propuesto a la Mesa General de la Función Pública crear una comisión "para estudiar" la posibilidad de abonarla. CC OO, UGT y la Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC) han rechazado esta medida y han exigido el reintegro del 26,2% de lo que dejaron de percibir ese año. La Mesa volverá a reunirse el próximo viernes.

Los funcionarios temen que la Administración catalana recupere un Acuerdo de Gobierno de principios de 2012 que recortaba su salario de ese año en un 5%. De hacerlo, no tendría que devolverles más dinero. La secretaria de Función Pública de la Generalitat, Meritxell Masó, ha asegurado que el Departamento de Gobernación "ni se niega ni no se niega" a reintegrarla: "Estamos dispuestos a negociar sobre todos los puntos, pero no queremos sentarnos a hacerlo teniendo ya una conclusión fijada".

El coordinador del Área Pública de CC OO, Xesús González, ha afirmado que "no tiene sentido" la propuesta de organizar una comisión: "Podemos discutir cuándo nos devolverán algo que es nuestro, no si lo deben hacer o no". El responsable de UGT en la Generalitat, Xavier Casas, ha exigido que se derogue el acuerdo de Gobierno de 2012 como un primer paso para "poder abrir una puerta a la negociación".

Los más de 200.000 empleados públicos catalanes ya cobraron cerca del 25% de la doble de 2012 en marzo de este año, dos meses después de que lo hicieran los que dependen del Estado. Para estos últimos el Consejo de Ministros aprobó a inicios de septiembre otra restitución del 26,2% de dicha paga y de un máximo de ocho días libres. Para los funcionarios del resto de Administraciones, en cambio, condicionó el pago al cumplimiento del déficit.

Masó ha explicado que el Gobierno autonómico solicitó al central una ampliación de déficit para poder financiar los más de 120 millones de euros que necesita para abonar el 26,2% de la doble de 2012 y que este la rechazó. El portavoz de IAC, Luis Blanco, ha calificado de "inaceptable" este argumento: "CiU votó a favor de Ley de Estabilidad Presupuestaria que es la que nos está trayendo problemas y el Gobierno central usa una doble vara porque sí ha ampliado su déficit para poder pagar a sus trabajadores".

Más de 200 empleados públicos se han concentrado para protestar a las diez de la mañana frente a la sede de Empleo en la calle de Sepúlveda. Entre ellos había un centenar de afiliados al sindicato CSIF que ha exigido además "el respeto a la legalidad vigente y la Constitución", en referencia a las posibles "órdenes contradictorias" que puedan recibir los funcionarios a raíz del proceso indepentista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS