Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalá no puede abonar 12 millones en facturas por carecer de liquidez

Un informe del Ayuntamiento confirma la grave situación económica del municipio

El socialista Javier Pérez, tras sel elegido alcalde de Alcalá, en el balcón del Ayuntamiento. Ampliar foto
El socialista Javier Pérez, tras sel elegido alcalde de Alcalá, en el balcón del Ayuntamiento.

Un informe municipal ha confirmado la grave situación económica a la que se enfrenta Alcalá de Henares, sin liquidez, sin posibilidad de solicitar préstamos y con 261 millones de deuda. El Ayuntamiento tiene sobre la mesa 12 millones de euros en facturas que han cumplido todos los requisitos, pero que no pueden abonar. El documento describe el gasto corriente del municipio en los últimos diez años como “de crecimiento explosivo”, mientras que los ingresos menguaban. El actual equipo de gobierno (PSOE, Somos e IU) culpa a las anteriores corporaciones del PP del ruinoso estado de las cuentas.

 El alcalde de Alcalá de Henares, el socialista Javier Rodríguez Palacios, encargó a sus técnicos un análisis para determinar la situación económico-financiera del Ayuntamiento a fecha 1 de septiembre de 2015. El mal resultado no ha sido ninguna sorpresa. En junio de 2013, la Fiscalía dirigió una solicitud al Tribunal de Cuentas para que investigara las irregularidades detectadas cuando se auditaron las cuentas de 2010 del municipio.

Por primera vez en la historia de la ciudad, advierte el informe, en el Ayuntamiento no existe dinero suficiente para hacer frente a los pagos, algo que no solo afecta a deudas con bancos y proveedores, sino a las ayudas y subvenciones con entidades ciudadanas. De momento, hay encima de la mesa facturas por 12 millones de euros, que cumplen todos los requisitos, pero que es imposible abonar por falta de liquidez.

Una situación que, según el último informe municipal, se viene arrastrando sobre todo desde los últimos 10 años, periodo en el que el gasto corriente ha seguido una “tendencia de crecimiento explosiva”. Los gastos se duplicaron entre 2003 a 2012. Un hecho que no se correspondía con los impuestos, cuyo crecimiento fue mucho más suave. En la misma etapa, la carga financiera se ha multiplicado por diez desde 2004. Ahora es imposible conseguir nuevos préstamos y, además, la actual estructura supone que hay que destinar durante la próxima década, 92,5 millones de euros a amortizar el 60% de los 261 millones de deuda —tanto reconocida como aplazada—.

Una advertencia sobre la gravedad de la situación llegó por carta desde el Ministerio de Hacienda, que advirtió del incumplimiento sistemático del periodo de pago a proveedores, que podría traer como consecuencia un “embargo” del dinero que el Estado transfiere todos los años al Ayuntamiento.

Alcalá es el tercer municipio que más tarda en pagar de la región —una media global de 202 días—, tras Parla y Alcorcón. De los 2.388 pagos realizados en el último trimestre solo cuatro se pagaron dentro del periodo legal.

La portavoz de UPyD en Alcalá, Estíbaliz Ochoa, grupo sin representación municipal, afirma que las mismas malas prácticas habituales durante las legislaturas del PP continúan hoy en día.

Por su parte, el PP dijo ayer que el Consistorio interpreta de forma “sesgada” la situación económica y financiera y que utiliza los datos como “cortina de humo”.

 

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram