La plantilla de Inovyn reclama al Estado ayudas para ser viable

Más de 400 personas protestan en Martorell contra la sanción

La plantilla de Inovyn protesta en Martorell.
La plantilla de Inovyn protesta en Martorell.MASSIMILIANO MINOCRI

Más de 400 personas marcharon este martes desde las instalaciones de la fábrica de Inovyn en Martorell (Baix Llobregat) hasta el Ayuntamiento de dicha localidad para reclamar al Gobierno central una solución que garantice la viabilidad de la empresa. Familiares, trabajadores y algunos políticos participaron en la protesta, que comenzó a las seis de la tarde y duró una hora.

El futuro de la química pende de un hilo después de que el Ministerio de Industria la sancionara con la prohibición de participar en la subasta de interrumpibilidad energética. Un proceso que permite a la gran industria acceder a compensaciones económicas a cambio de reducir su consumo cuando Red Eléctrica se lo pida.

Inovyn perdió así la posibilidad de recibir unos 50 millones de euros en los próximos dos años. La dirección tenía previsto utilizar esta suma para modernizar la planta y adecuarla a la normativa medioambiental. De no hacerlo antes de finales de 2017, esta no podrá continuar con la producción de PVC.

La multinacional estudia cómo realizar la inversión —que cifra en 75 millones de euros— pese a no poder acceder a las ayudas. Mientras tanto, la plantilla continúa movilizándose para pedir a Industria que conceda a la fábrica algún otro tipo de subvención.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50