Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTRAMURS

Un campo de cebada ‘crece’ en la plaza de la Virgen de Valencia

La obra del festival de arte Intramurs es la primera de carácter no religioso que acoge el espacio de la catedral en décadas

Obra en la plaza de la Virgen de Valencia perteneciente al festival Intramurs. Ampliar foto
Obra en la plaza de la Virgen de Valencia perteneciente al festival Intramurs.

Un campo de cebada ha surgido en la plaza de la Virgen de Valencia. Se trata de una obra de la holandesa Monique Bastiaans que se inserta dentro del festival de arte Intramurs, la primera de carácter no religioso que acoge la plaza en la que se alzan la catedral y la basílica de Valencia en décadas.

El montaje está formado por 4.200 piezas, espigas que recrean un campo de cebada y se inspiran, a su vez, en la Alhambra de Granada y sus atauriques u ornamentación de tipo vegetal, así como en sus celosías.

"Esto, aunque parezcan conceptos alejados, nos lleva directamente a Valencia, en la que la cultura musulmana, su arquitectura y sus infraestructuras aún perduran", explica la autora, que vive en la ciudad desde 1988. "La unicidad de cada espiga, de cada huella proporciona a la totalidad de la obra un aspecto natural, lo que marca la diferencia entre lo mecánico y lo humano", agrega Bastiaans.

La obra busca también conectar con la tradición de regadío mediante acequias construidas en época musulmana y que dieron origen al Tribunal de las Aguas, que se reúne cada jueves a pocos metros de donde ahora se alzan las espigas.

Más información