Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.000 traslados en 20 años del helicóptero pediátrico del Sant Pau

Ocho enfermeros y 12 médicos especializados en pediatría y neonatología operan los 365 días desde el helicóptero medicalizado

La tripulación especializada en pediatría y neonatología posan delante del helicóptero medicalizado en el helipuerto del Sant Pau Ampliar foto
La tripulación especializada en pediatría y neonatología posan delante del helicóptero medicalizado en el helipuerto del Sant Pau

Más de 1.100 asistencias médicas lleva a sus espaldas el equipo de traslado pediátrico aéreo del hospital de Sant Pau en sus 20 años de vida. El grupo especializado de intervención pediátrica en helicóptero, pionero en todo el Estado, celebró ayer su cumpleaños con un balance más que positivo de su servicio. El 72% de los traslados intrahospitalarios pediátricos que realizó el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en Cataluña en 2014 se llevaron a cabo por el equipo de traslado pediátrico aéreo del hospital barcelonés.

Lo que los hace únicos no es el helicóptero, que es uno de los cuatro aparatos que tiene desplegados el Departamento de Salud por el territorio catalán. La clave está en su tripulación: aparte del piloto y el copiloto, un pediatra y un enfermero del servicio de críticos pediátricos del Sant Pau, especializados en neonatología y con formación específica para hacer asistencia sanitaria aérea, tripulan el aparato. En total, ocho enfermeros y 12 médicos operan los 365 días desde el helicóptero medicalizado. El equipo realiza traslados intrahospitalarios entre centros catalanes.

El helicóptero aterrizando en la base del Sant Pau ampliar foto
El helicóptero aterrizando en la base del Sant Pau

El SEM es el encargado de movilizar al equipo. El helicóptero medicalizado sale de la base de Sant Cugat del Vallès y, en cinco minutos, llega al helipuerto del Sant Pau, donde lo espera el equipo pediátrico. El aparato se desplaza hasta el hospital que lo haya requerido, el equipo estabiliza al paciente y lo traslada al Sant Pau. Un ascensor comunica la UCI pediátrica con el helipuerto para perder el mínimo tiempo posible.

"Estamos hablando de patologías que dependen del tiempo. Son niños críticos que deben estar estabilizados lo antes posible", explicó el jefe de Pediatría del Hospital de Sant Pau, Eduard Carreras. El equipo, que lo que más realiza son traslados entre hospitales, también puede hacer transportes primarios diferidos, es decir, refuerzos de unidades de adultos en ambulatorios, domicilios, e instalaciones deportivas, entre otros.