Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida de precio recorta un 40% las solicitudes en escuelas infantiles

Desde 2012 resulta más barato ir a una escuela privada —subvencionada con el cheque bebé— que a una pública

Aula de la escuela infantil El Alba.
Aula de la escuela infantil El Alba.

La lista de espera en las escuelas públicas infantiles de la capital se ha reducido un 39% en cuatro años, desde las 5.204 solicitudes de 2011 hasta las 3.177 este curso. En ese periodo no se han construido apenas nuevos centros y las tasas han experimentado una subida de hasta el 175%. Desde 2012 resulta más barato ir a una escuela privada —subvencionada con el cheque bebé— que a una pública, denuncia el PSOE. "Sabemos que hay gente que no puede acceder con los precios actuales y no podemos permitirlo", sostiene el nuevo gobierno municipal.

El precio de las escuelas infantiles lo fija la Comunidad de Madrid. En verano de 2012, cuando aún gobernaba Esperanza Aguirre (ahora portavoz municipal del PP), aprobó una subida que llegaba casi a triplicar los costes para las familias más pobres. En 2011, aquellas con una renta anual inferior a 5.485 euros pagaban 51 euros al mes; las que no llegaban a 7.440 euros, abonaban 102. Para el resto, eran 153 euros.

El curso siguiente, el precio subió a 80 euros para las familias con menor renta y 130 euros hasta el límite de 7.440 euros anuales. Se creó un nuevo tramo, hasta 25.000 euros de renta anual, con un precio de 180 euros. Para el resto, el precio subió a 260 euros al mes. Pero además se aprobó un recargo de 60 euros para todos los niños de cero a un año.

Ese cambio supuso para las familias con menos recursos y un hijo de seis meses una subida del 175%. Para una pareja con un bebé de esa edad con una renta conjunta de 30.000 euros anuales, el encarecimiento fue del 110%. Los precios rebasan así los 300 euros que se paga en muchas escuelas privadas que cuentan con la ayuda del cheque bebé. La actual presidenta regional, Cristina Cifuentes (PP), se ha comprometido, ante la presión de Ciudadanos, a bajar un 20% los precios, que siguen en vigor apenas sin cambios.

3.177 niños en espera

"El PP y su brutal incremento de precios están expulsando a miles de familias de la red pública al no poder pagar los altos precios exigidos", critica la líder municipal socialista, Purificación Causapié. "Son cuantías impensables", admite la edil de Derechos Sociales, Marta Higueras (de Ahora Madrid, que sustituyó al PP en el gobierno local en mayo).

Esta subida ha reducido drásticamente la lista para las 56 escuelas infantiles municipales. "Ha bajado un 39% sin que se hayan construido nuevos equipamientos. ¿Por qué? Porque hay familias que no pueden hacer frente a estos precios. Ni siquiera intenten solicitar una plaza porque saben que no tienen opción de pagarla", razona Causapié.

La reducción en la demanda se ha concentrado en los distritos con rentas más bajas. Así, en San Blas, Vicálvaro o Ciudad Lineal, hay 455, 326 o 260 niños menos en lista de espera, respectivamente. En los distritos con mayor renta, como Chamberí, Fuencarral o Salamanca, las solicitudes apenas han bajado. En Chamartín incluso se han apuntado este curso 47 niños más que en 2011.

"Sabemos que hay gente que no puede acceder con los precios actuales y no podemos permitirlo", recalca Marta Higueras. Para solucionarlo, el PSOE ha negociado con el gobierno municipal reforzar las ayudas sociales. Se centrarán primero en las “familias en situación de pobreza o riesgo de exclusión social”. El objetivo, explica Higueras, es que “ninguna familia que lo necesite se quede sin ir a una escuela pública”.

Los socialistas han exigido además la inclusión en el presupuesto municipal de 2016 de un fondo de cinco millones de euros para las familias con ingresos por debajo de 45.000 euros anuales. "No hace falta que sean familias pobres, sino de clase trabajadora o media, porque a veces las escuelas son tan caras que obligan a las familias a dejar a los niños con los abuelos", describe Causapié.

Estas ayudas, en función de la renta familiar, tendrán un máximo de 1.000 euros anuales por cada niño escolarizado.

Pese a la disminución de la lista de espera debido a la subida de precios, este curso las solicitudes de ingreso han doblado las plazas disponibles: 6.421 demandantes frente a 3.244 plazas ofertadas. Los distritos con más niños en lista de espera son Arganzuela (555), Centro (369) y Hortaleza (327). Solo en Puente de Vallecas y San Blas han sobrado plazas, 12 y nueve, respectivamente. El Ayuntamiento reconoce que es necesario redistribuir las plazas: "Sabemos que en algunos distritos las escuelas están llenas y no cabe nadie más y en otras no hay nadie", explica Higueras.

Causapié pide siete millones para tres centros públicos más

Casi 3.200 niños se han quedado este curso en lista de espera para entrar en las escuelas infantiles municipales. “Madrid necesita 30 centros más para hacer frente a la acumulación de solicitudes”, reclama Purificación Causapié, líder del grupo municipal socialista.

El director de una de las escuela municipal con más lista de espera (en Arganzuela, el distrito con más solicitudes sin resolver) admite que cada año tienen que decir no a más de 300 niños. “Aquí hacen falta nuevas escuelas, es una zona a la que han llegado muchas familias jóvenes de clase media alta que pueden pagar los precios. Pero lo más importante es una reforma de las tasas”, explica este director, que pide que no se cite su nombre.

El PSOE ha reclamado a Ahora Madrid una partida de siete millones de euros de los presupuestos municipales de 2016 para la construcción de tres nuevos centros educativos. “La edificación del resto de escuelas debe ser gradual en función de la disponibilidad presupuestaria”, explica Causapié.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram