Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP rechaza celebrar una reunión formal sobre la paz con EH Bildu

Los populares registran una iniciativa en el Parlamento que busca un acuerdo sobre convivencia que incluya a los 'abertzales'

Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco
Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, comparece en la sede del partido en San Sebastián.

El PP vasco ha rechazado la mano que le tendió EH Bildu para mantener un encuentro con el fin de "allanar el camino a la paz". La presidenta de los populares vascos, Arantza Quiroga, ha descartado mantener una interlocución formal con la izquierda abertzale, aunque ha anunciado que su partido presentará una moción en el Parlamento autonómico que busca alcanzar un acuerdo político sobre conviviencia que incluya todos los partidos, también a EH Bildu.

Quiroga ha explicado en San Sebastián el contenido de esta iniciativa parlamentaria que pretende crear una ponencia parlamentaria, donde se alcance "un acuerdo compartido" por los grupos políticos sobre "los principios y valores que deben regir la libertad y la convivencia" en Euskadi.

El PP espera que su iniciativa parta de unas "bases mínimas" que desemboquen en un acuerdo unánime entre los grupos parlamentarios, incluido EH Bildu. Quiroga ha dicho que el acuerdo de los abertzales es "imprescindible" para que la ponencia tenga éxito.

En todo caso, ha rechazado celebrar un encuentro con EH Bildu para hablar sobre la paz, como le ofreció el pasado sábado el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, quien un día después extendió su ofrecimiento al resto de formaciones políticas. "El PP no puede hacer cosas raras, ni dar saltos extraños, ni ser incoherentes con nuestra trayectoria", sino que "las cosas hay que hacerlas de verdad, dando pasos que sean reales. Todavía hay mucho que andar", ha declarado.

Quiroga opta por la expresión "rechazo expreso" en lugar de "condena" de la violencia

Los populares quieren que el debate sobre la paz y la convivencia en Euskadi se produzca en el ámbito parlamentario, de ahí la presentación de una moción en la que se plantea a los grupos "asumir el principio de respeto a la persona y los derechos humanos y el rechazo expreso a la violencia, a cualquier razón que la justifique, en el pasado y en el futuro". El PP introduce el término "rechazo expreso" a la violencia por el de "condena", porque "no debemos encallarnos en las palabras", ha explicado Quiroga.

Según ha indicado, el objetivo final de esta ponencia será "la deslegitimación definitiva del terrorismo, el reconocimiento del derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación de las víctimas y el asentamiento del respeto y la tolerancia en nuestra sociedad". Además, pretende "promover un discurso nítido en contra de la violencia y a favor de la memoria".

Quiroga ha defendido que esta iniciativa es "una aportación constructiva, posibilista, que mira al futuro y la convivencia y parte de los desastres cometidos en el pasado, sin otro ánimo que, tratar de visualizar que en la política vasca, superada la amenaza del terrorismo debemos ponernos de acuerdo en lo fundamental" y que ese acuerdo "es el mejor ejemplo de que se puede llegar a convivir en Euskadi entre diferentes".

Además, ha señalado que el texto registrado por el PP aspira a ser "un punto de encuentro" y, por tanto, está abierto a "cambios que la mejoren pero que no la desnaturalicen" a través de enmiendas. Por ello, se ha mostrado convencida en que se puede "llegar a un acuerdo" sobre unos "principios mínimos" para construir la convivencia en Euskadi, aunque sea "difícil".

Al respecto, ha indicado que es consciente de las "dificultades" que esta cuestión supone para cada partido político y así ha señalado que, cuando ella, realiza este planteamiento tiene "en la cabeza a las víctimas del terrorismo, pero especialmente a los 24 miembros del PP asesinados por ETA", y "desde la responsabilidad, el respeto y el reconocimiento a lo que ha supuesto eso", plantea este debate en la Cámara vasca.

La dirigente del PP ha pedido al resto de partidos políticos que no instrumentalicen los principios recogidos en la moción y que hagan "un esfuerzo de posibilismo y de realismo para caminar junto al conjunto de la sociedad vasca y ponernos a su altura" y que se "centren" en el objetivo de este texto que es "la libertad y la convivencia" entre los vascos que "parten de un pronunciamiento común y que no debería mezclarse con otros asuntos".

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha considerado "saludable y positiva" la propuesta del PP, porque con ella se pretende "intensificar el diálogo", algo que el Ejecutivo de Urkullu "ve con buenos ojos".

.

Más información