Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cursos culturales municipales, bloqueados por un fallo informático

Un problema técnico impide llevar a cabo las inscripciones para los talleres, cuyo comienzo estaba previsto para el próximo jueves

Patio del Centro Cultural Conde Duque.
Patio del Centro Cultural Conde Duque.

Un fallo informático ocurrido este lunes ha impedido llevar a cabo las inscripciones a los cursos y talleres en los Centros culturales de Distritos de Madrid. El nuevo sistema electrónico. que a partir del curso 2015-2016 centraliza la gestión de las matriculaciones, ha sufrido una avería a la hora de asignar las plazas de los cursos y talleres que hubiesen tenido que empezar el próximo jueves.

El propio Ayuntamiento explica en su página web que a partir de este año "pone en marcha la primera fase de un nuevo sistema de gestión electrónica que agrupa la difusión, solicitud, asignación y pago de plaza en la actividad de cursos y talleres que se imparten en los Centros Culturales de los Distritos". Pero fuentes municipales detallan que "el nuevo sistema se sobrecarga" cuando se abren muchas sesiones a la vez.

"Los técnicos de Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAN) están tratando de solucionar el problema, pero de momento el sistema sigue sin funcionar". El fallo "ha afectado a todos los Centros Culturales". Para que las matriculaciones sigan adelante —el propio Consistorio no maneja los datos sobre cuántas plazas están aún por asignar—, a partir de mañana se llevaran a cabo de manera presencial en los varios centros".

Juan Manuel, un usuario de 62 años que prefiere no dar su apellido, tenía pensado apuntarse a un taller de pintura en el Centro Cultural Antonio Machado, en el distrito de San Blas. Explica que ahí el fallo afectó a cerca de 300 ciudadanos. "Muchos de ellos habían pedido un día libre en el trabajo para poderse matricular. Hubo momentos de tensión y tuvimos que llamar a la policía municipal".

Juan Manuel explica que los usuarios pidieron el libro de reclamaciones para formalizar una queja, pero los funcionarios municipales rechazaron entregárselo arguyendo que no tienen la obligación de hacerlo. "Fueron los agentes de la policía municipal que nos entregaron unas hojas de reclamación", remacha. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram