Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat se blinda ante posibles ataques cibernéticos

Más de 5,5 millones de catalanes están convocados este domingo a las urnas

Elecciones Catalanas 2015
Recuento de votos en Barcelona en las elecciones autonómicas del 25 de noviembre de 2012. AFP

Los sistemas informáticos de la Generalitat sufrieron un masivo ataque cibernético el pasado 9 de noviembre, durante la consulta alternativa promovida por el Gobierno catalán tras la suspensión de la misma por el Tribunal Constitucional. El Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), dependiente del Departamento de Empresa, ha reforzado, para evitar posibles incidentes, la seguridad de la transmisión de datos electorales de la jornada. 5,5 millones de catalanes están llamados a las urnas que estarán distribuidas en 2.697 colegios electorales.

Los datos de las 8.177 mesas de votación se enviarán tanto de forma telemática como telefónica. Desdoblar la transmisión y tener dos registros asegura que la información no se pierda en caso de un eventual ataque. Fuentes de la Generalitat aseguran que este sistema reforzado no implicará retrasos en el recuento y publicación de los resultados. Unas 550 personas trabajarán en el centro del CTTI, donde se centralizará toda la información electoral. Estas se suman a otras 4.500 personas ya movilizadas para trabajar en la recogida, transmisión y procesamiento de los datos.

Casi 10.000 policías


En el 9-N, según explicó en su día Jordi Puigneró, presidente del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), los ataques provenían principalmente de Estados Unidos, Rusia y China. Esto demuestra que se trató de una operación organizada. Ese día se multiplicaron por 20.000 las peticiones de acceso a las páginas de la Generalitat frente a las que se reciben en un día ordinario. Artur Mas denunció que el ataque desencadenó la caída del sistema informático en hospitales y centros de emergencia.

La seguridad de los 5,5 millones de catalanes llamados a las urnas estará en manos de 8.186 mossos, 1.703 policías locales y 143 vigilantes. Los partidos esperan que la participación crezca en la línea de los últimos años: 57% de 2010 y 68% en 2012.

 

Más información