Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guerra de cartas entre Junts pel Sí y Societat Civil a los pensionistas

Mas entra en la puja por el voto de los jubilados y dice que subirá las contribuciones el 10%

Los casi 1,7 millones de pensionistas que hay en Cataluña están centrando la batalla de la última semana. Societat Civil Catalana (SCC) envió ayer una carta a un millón de hogares de la comunidad en la que sostenía que, en caso de secesión, los pensionistas cobrarían un 17% menos que ahora. La entidad dijo que mandó cartas a las familias de barrios con más personas en edad de jubilación. La respuesta de Junts pel Sí no se hizo esperar y por la tarde envió a las 100.000 personas que se inscribieron como “candidatos simbólicos” la Carta de Romeva, Mas y Junqueras a todos los pensionistas, en la que instaba a los jubilados a votar sin temor a perder la pensión. La misiva aseguraba que si hay negociación con el Estado, Cataluña asumiría el pago de las pensiones, pero añadía que si no hay pacto, será el Estado quien deba abonar las prestaciones contributivas.

Es más, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, dobló la apuesta al sostener que en una Cataluña independiente las pensiones podrían subir hasta un 10% respecto a las actuales, en respuesta al Partido Popular, que en los últimos días había advertido de que estas no estarían garantizadas. “La Cataluña que estamos describiendo, que tendría asegurado el pago de las pensiones, podría aumentarlas, cuando en este momento el Estado español se enfrenta a garantizarlas pero no las puede aumentar”, aseguró Mas.

Por otra parte, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, negó que su advertencia sobre el riesgo de corralito en caso de declaración unilateral fuera una amenaza. Tras las críticas recibidas sobre todo por los independentistas, Linde afirmó: “El siniestro del cual se habla [el corralito] es altamente improbable, muy improbable, casi imposible. No me preocupa mucho, ni preocupa mucho en Europa”.