Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Sánchez se vuelcan para combatir la abstención y los sondeos

Un récord de participación beneficiaría a las formaciones contrarias a la independencia

Pedro Sánchez, Miquel Iceta y Carme Chacón, ayer en la Fiesta de la Rosa en Gavà (Barcelona).
Pedro Sánchez, Miquel Iceta y Carme Chacón, ayer en la Fiesta de la Rosa en Gavà (Barcelona).

Los líderes del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos coincidieron ayer en Barcelona para presentarse como alternativa al secesionismo de Artur Mas y reclamar la movilización del electorado el 27 de septiembre. Las encuestas señalan que se superará el récord de participación en unas elecciones catalanas, que fue del 67,7% en 2012, lo que beneficiaría a las formaciones contrarias a la independencia. De ahí la llamada insistente de Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera para combatir la abstención y convencer a ese sector del electorado que se queda en casa en las elecciones catalanas.

Mariano Rajoy y los estrategas del PP van a centrar su recta final de campaña en dos ideas: que el presidente del Gobierno es el único dirigente que podrá actuar y frenar a la alianza independentista y que hay que acudir a votar en masa.

El propio despliegue del presidente del Gobierno en la recta final de la campaña, con tres mítines, refuerza su papel de contrapeso a las fuerzas soberanistas. Sobre la importancia del voto en estas autonómicas volcó ayer todo el mitin central en una butifarrada en Badalona, el feudo de su candidato, Xavier García Albiol. Rajoy lo dijo de todas las maneras: “Que no te engañen, no son más, lo serán si tú te callas, si te quedas en casa, si renuncias a tus intereses y si no ejercitas tus derechos”.

Sus palabras iban dirigidas al nicho electoral de todos los barrios y ciudades dormitorio del extrarradio de Barcelona donde se asentó la inmigración gallega, extremeña o andaluza que siempre miró con algo de recelo las elecciones autonómicas. Ahora son claves.

El presidente del PP recalcó: “Lo que se va a decidir el domingo es si el próximo Gobierno de la Generalitat de Cataluña lo harán entre ellos [se refirió así a la lista conjunta independentista] o si lo harás tú, y tú tienes la responsabilidad”. Y finalizó con la misma idea: “Hay que salir a votar, decir basta, poner fin a esta pesadilla, si tú no votas otros lo van a hacer por ti, hay que ir a votar para que nadie te obligue a torcer el paso, para que se conozca la verdadera Cataluña silenciosa, para defender vuestra vida y esperanzas, porque ellos solo tienen fuerza si tú te callas, y para que nadie imponga en qué consiste ser un buen catalán”.

Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, coincide con Mariano Rajoy en presentarse como la única alternativa viable a Artur Mas, pero también al Gobierno del PP, con su propuesta de reforma constitucional. El discurso en campaña del líder socialista se ha centrado en equiparar las políticas de recortes sociales del Gobierno de España con las que ha llevado a cabo la Generalitat y en la coincidencia del PP y CiU para aprobar leyes como la reforma laboral o la amnistía fiscal.
“Cataluña sufre igual que el resto de España la derecha que miente y que recorta el Estado de bienestar, pero ni España es la del amigo de Bárcenas, ni Cataluña la del hijo político de Pujol”, proclamó ayer el líder del PSOE ante unas 25.000 personas en la Fiesta de la Rosa que anualmente organiza el PSC en Gavà (Barcelona). Sánchez insistió en que “la mayoría de los catalanes no quieren a Mas como presidente, ni dejar de ser europeos” y sí desean “mantener una educación y una sanidad públicas de primera”. A ellos les reclamó el voto con insistencia, para que prospere la reforma constitucional que reconozca la singularidad catalana y la dote de una mejor financiación.

Pablo Iglesias, secretario general del Podemos, insistió también en reclamar el voto abstencionista, aunque con menos pasión y polémica que hace unos días. “A muchos les gustaría que no fuéramos a votar. La Cataluña que ha construido este país tiene que salir el domingo a votar”, dijo, al tiempo que equiparó a PP, CiU y Ciutadans, los partidos con los que “los bancos se presentan a las elecciones”.

Más información