Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aterriza el primer vuelo comercial en el aeropuerto de Castellón

Un Boeing 737-800 de Ryanair procedente de Londres toma tierra en Vilanova d’Alcolea

“Antes era más complicado al tener que ir a Valencia o Reus", afirma un turista

La instalación llevaba cuatro años y medio sin aviones

Matrimonio jubilado con segunda residencia en Castellón y jóvenes castellonenses que trabajan o estudian en Londres y alrededores. Este es el perfil mayoritario de los pasajeros del primer avión de una línea regular que ha aterrizado en el controvertido aeropuerto de Castellón cuatro años y medio después de su inauguración.

Una histórica fecha que ha contado con la presencia de representantes de SNC-Lavalin (la empresa que recibirá 24,5 millones en nueve años para explotar esta infraestructura hasta 2033), de Ryanair (la aerolínea que ha estrenado las pistas), y representantes políticos que han pretendido limpiar la imagen del aeropuerto evitando cualquier alusión a quien fue el ideólogo de esta obra, Carlos Fabra, ahora en prisión.

El primer vuelo, el de un avión Boeing 737-800 procedente de Londres ha aterrizado esta mañana a las 10.25 horas, unos minutos antes de la hora prevista, y con sus 189 plazas completas. A esa hora, cientos de vecinos se agolpaban expectantes tras las vallas mientras que en la terminal facturaban su equipaje los viajeros de vuelta (el avión llegado de Londres partía poco después de regreso).

El avión ha recibido un bautismo de agua y poco después se asomaban a la puerta los primeros pasajeros ante la mirada de decenas de cámaras. “Es un día histórico, es importante para nosotros porque antes era más complicado llegar al tener que ir a Valencia o Reus y trasladarnos”, ha explicado Raphael Dauchy, un joven turista inglés que ha sido el primer pasajero en bajar del avión.

Los pasajeros del primer vuelo en el aeropuerto de Castellón. ampliar foto
Los pasajeros del primer vuelo en el aeropuerto de Castellón.

Pocos conocían que era el primer vuelo pero sí la historia de esta infraestructura. “Es lo que nosotros llamamos un elefante blanco”, decía David Prior, uno de los ingleses que, junto con su mujer, han aprovechado el vuelo para ir a su casa de Alcossebre. “Llevamos diez años oyendo hablar de esto”, apuntaba. Lo mismo contaba Marilyn Jeffrey, otra jubilada que ha llegado para ir a Alcossebre: “Llevábamos doce años esperando y todos los años escuchando hablar de este aeropuerto”.

En el vuelo también han llegado jóvenes castellonenses como Adrián Segarra, de Les Coves. “Hasta que no he visto el nombre de Castellón en la pantalla del aeropuerto de Londres, no me lo he creído”, relataba. También Alex Rubio, un joven que ahora trabaja en Londres pero que cubrió para un diario local los primeros pasos de esta obra. “La última vez que vine aquí fue para ver las voladuras”, ha indicado en referencia a los trabajos para eliminar un monte y dejar sitio para construir la pista. Otros. Como José Abel Garcés, ha cogido este vuelo para irse a Valencia “porque era más económico”.

Desde hoy la provincia de Castellón dejará de ser la única del Mediterráneo español sin aeropuerto. En realidad, dejó de serlo desde el 25 de marzo de 2011, solo que ese día, pese ser inaugurado por todo lo alto, no estaba acabado, ni tenía las autorizaciones para recibir vuelos ni había ninguna aerolínea dispuesta a operar. Era el ‘aeropuerto del abuelo’, el de Carlos Fabra, el cacique castellonense que en 1997 se propuso dotar a la provincia de esta infraestructura que consideraba esencial para el desarrollo turístico y urbanístico. Dieciocho años después de ese sueño, Castellón tiene aeropuerto operativo y ha recibido este martes su primer vuelo de una línea regular.

La fecha pone fin a años de lamentos de un sector turístico y empresarial local que ha reclamado esta infraestructura como elemento imprescindible para crecer, pero no esclarece si, como esperaban, será realmente decisivo. Ryanair volará tres veces por semana desde Londres y dos desde Bristol. Esta última línea estará solo disponible hasta octubre.

Carlos Fabra legó la diputación y las riendas de este aeropuerto a Javier Moliner. El actual presidente de la corporación provincial ha evitado cualquier referencia a su mentor político, de quien ahora reniega. “Es una historia sobradamente contada”, ha dicho sobre el aeropuerto. Una obra que fue objetivo personal de Fabra pero que Moliner ha atribuido al sector turístico y empresarial de la provincia. “Hace muchísimos años hubo una importante demanda de todos los sectores empresariales”, ha indicado sobre el nacimiento del aeropuerto.

Aterriza el primer vuelo comercial en el aeropuerto de Castellón ampliar foto

Después, tras ser preguntado expresamente sobre la persona que ideó esta infraestructura pero que hoy está en prisión cumpliendo condena de cuatro años de cárcel por fraudes fiscales, ha reiterado: “Este aeropuerto lo impulsó la sociedad de Castellón y la demanda de un sector turístico que se sentía en desigualdad de condiciones”.

El nuevo presidente de Aerocas (la sociedad pública creada en 2003 para promocionar la obra) y quien fue azote de Carlos Fabra durante años, Francesc Colomer (PSPV-PSOE) también se ha referido a la mala imagen que ha situado al aeropuerto como ‘elefante blanco’ y ejemplo de despilfarro en la prensa nacional y mundial. Así, ha deseado que “sobreviva a los preliminares” y ha hablado de su temor de que se vaya a convertir en el aeropuerto de ‘Valencia norte’. “Bajo ningún concepto se consolidará como aeropuerto barato de otros destinos”, ha recalcado. SNC-Lavalin ha indicado que durante estos días harán encuestas para saber el destino de los pasajeros, la duración de su estancia y el dinero gastado.

La histórica fecha llega cuatro años y medio después de la inauguración de la terminal y en medio de la enésima polémica, la de la investigación de la Comisión Europea sobre si las ayudas de la Generalitat a la adjudicataria, la empresa SNC-Lavalin son o no irregulares. En este sentido, el director de ventas y marketing de Ryanair, la primera y única compañía que opera en el aeropuerto, ha negado que reciban fondos públicos por operar. “Ryanair no ha recibido ayuda pública pero sí quiere tener un control en sus costes y Castellón ofrece costes bajos, lo que nos permita tener tarifas bajas y traer turistas”, ha indicado.

Por su parte, Alain Russel, el director del aeropuerto y representante de SNC-Lavalin, ha concretado: “No hay ayudas pero sí tarifas promocionales como un descuento del 75% durante el primer año, del 50% el segundo y del 25% el tercero, son tarifas aplicables a cualquier aerolínea que opere aquí”. Sobre el contrato por el que recibirá 24,5 millones para explotar el aeropuerto, Russel ha indicado que sin estas ayudas no sería posible poner en marcha un aeropuerto que llevaba años parado.

Aterriza el primer vuelo comercial en el aeropuerto de Castellón ampliar foto


 

Más información