Un ‘mini Louvre’ en Barcelona

Dos de las cinco grandes exposiciones programadas en Caixaforum para la próxima temporada son fruto del acuerdo con el gran museo francés

'La habitación azul', de Pablo Picasso (1901), obra del periodo azul de la Phillips Collection que podrá verse en Barcelona.
'La habitación azul', de Pablo Picasso (1901), obra del periodo azul de la Phillips Collection que podrá verse en Barcelona.

A comienzos de mes la Fundación la Caixa firmó un acuerdo con el British Museum por el que este museo dejará en préstamo parte de sus obras para organizar cuatro grandes exposiciones que podrán verse en los centros que Caixaforum tiene en España. Una fórmula de éxito puesta en práctica ya en los acuerdos suscritos con otros museos como el Louvre y El Prado. Es lo que quedó patente ayer en la presentación de la próxima temporada de Caixaforum Barcelona en la que dos de las grandes muestras serán fruto del acuerdo firmado con el museo francés en 2009 que permitirá a Barcelona contar con una especie de mini Louvre.

Retrato de He Bin, comandante en jefe de la dinastía Ming nacido en Shanyin
Retrato de He Bin, comandante en jefe de la dinastía Ming nacido en Shanyin

Desde el 23 de septiembre una de las exposiciones explicará la admiración y el temor que sintieron en el Antiguo Egipto por los animales, tanto en la vida como en la muerte. Una muestra que en Madrid vieron 128.000 personas y que ha permitido reunir 430 piezas entre esculturas, estelas, relieves, cerámicas, papiros, acuarelas, amuletos y joyas, que dejan evidente la casi omnipresencia de los animales en esta cultura. La mayoría son piezas del museo francés, pero también del Museo de Montserrat o el Museo Egipcio de Barcelona. A destacar, un grupo estatuario de granito rosa que muestra a los cuatro babuinos que estaban situados en la base de uno de los obeliscos de Luxor, de más de cinco toneladas de peso y un conjunto de 14 momias de perros, gatos, ibis, halcones, peces, musarañas, cocodrilos e incluso serpientes, que serán, casi seguro, las estrellas de la exposición. El acuerdo alcanzado con el Louvre por cuatro años, prorrogado hasta 2015, por un valor total de 1,8 millones de euros, ha hecho posible la segunda exposición de la temporada. Dibujando Versalles. Esbozos y cartones de Charles Le Brun (1610-1690) que mostrará, “en primicia” desde noviembre, treinta de los cartones que realizó el pintor de la corte de Luis XIV para decorar los salones de Versalles. “Son esbozos para decorar la Galería de los Espejos y la Escalera de los Embajadores del palacio, que se han restaurado y podrán verse por primera vez en una museografía escenográfica en la que reproduce estos espacios”, explicó Ignasi Miró, director de Cultura de la Fundación.

Halsman y Marilyn Monroe en una de las imágenes del fotógrafo que podrá verse en Barcelona.
Halsman y Marilyn Monroe en una de las imágenes del fotógrafo que podrá verse en Barcelona.

Otras de las citas obligadas de la temporada será, ya en el mes de marzo, el paseo por 200 años de pintura a través de 60 obras de una de las colecciones americanas más destacadas, la de la Phillips Collection, creada a partir de 1921 en Washington por el empresario del metal Duncan Phillips y que conserva más de 3.000 obras, sobre todo de arte moderno y de las vanguardias. Entre las firmas: Goya, Manet, Courbet, Sisley, Van Gogh, Degas, Picasso. Modigliani, Kandinski y Pollock.

El cuarto plato fuerte programado por Caixaforum para los próximos meses en Barcelona, es —a partir de junio— una exposición sobre la dinastía Ming, el imperio dorado de la China, un periodo de tres siglos (entre 1368 y 1644) en el que 16 emperadores llevaron al país a un periodo de prosperidad sin precedentes, que tuvo su reflejo en el mundo del arte. Un periodo que se explica a partir de 100 piezas; desde joyas a tejidos, pinturas, esmaltes y, sobre todo, porcelana blanca y azul, la producción más conocida del momento, todas provenientes del museo de Nanjing. “Unas piezas que están consideradas auténticos tesoros nacionales”, según Miró.

La última gran muestra para el curso que comienza ahora es una completa retrospectiva sobre 30 años de imágenes de Philippe Halsman, reconocido fotógrafo que hizo saltar delante de la cámara a actores, artistas y realeza en sus célebres Jump Pîctures; que realizó un centenar de portadas de la revista Life y contó con amigos como Salvador Dalí con el que realizó algunas de sus imágenes más icónicas, como las de Dalí Atomicus, en la que el pintor y, al menos tres gatos, saltan sobre el suelo con inusitada peripecia.

Estatua de gata sentada (Felis sylvestris catus), de Baja Época (664-332 a. C.), una de las obras del Museo del Louvre que se verán en Barcelona.
Estatua de gata sentada (Felis sylvestris catus), de Baja Época (664-332 a. C.), una de las obras del Museo del Louvre que se verán en Barcelona.

Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación, explicó los números de la temporada, todos positivos. Como los 2,3 millones de visitantes de los siete centros de Caixaforum (con el de Sevilla serán ocho). El de Barcelona lo han visitado 813.000 personas, un 8% más, atraídos por exposiciones como la de Pixar (215.000), las fotografías de Salgado (168.000), las pequeñas obras de El Prado (106.000) o las maravillosas cerámicas mochicas (100.000). La Fundación la Caixa cuenta desde hace ocho años con un presupuesto de 500 millones; dos tercios de los cuales se dedican al ámbito social y 100 millones a la divulgación cultural y científica, explicó Durán. El reciente acuerdo con el British será la base para la temporada 2017-2020, según Durán, que restó importancia a que las cuatro exposiciones anunciadas se hayan programado antes en Madrid que en Barcelona, "no es definitivo", aseguró.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50