Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baños : “La CUP sí pactará para romper con el Estado”

Antonio Baños es el candidato de la CUP a la Generalitat para las elecciones del 27-S

Anna Gabriel número dos de la lista de la CUP a los comicios de Septiembre

Anna Gabriel (i) y Antonio Baños (d) candidatos de la CUP al 27-S
Anna Gabriel (i) y Antonio Baños (d) candidatos de la CUP al 27-S

Antonio Baños y Anna Gabriel encabezan la lista de la CUP por Barcelona para las elecciones del 27 de septiembre. Reivindican que van en un orden porque es inevitable pero que son “un equipo” sin personalismos. Para la CUP no son importantes los nombres, por eso sus candidatos no entran en el debate sobre la imposición de Artur Mas como presidente para liderar la ruptura con el Estado y se muestran abiertos a pactar con todos los que compartan su “espacio político”. “Los nombres son irrelevantes, ni nos lo planteamos”, dijo Baños.

Creo que la candidatura de Junts pel Sí —Convergéncia, Esquerra y las entidades soberanistas— no es tan monolítica”, contó Gabriel. “No sería la primera vez en el proceso catalán que las piruetas nos llevan a otro sitio”, explicó Baños en referencia a que no está asegurado que Mas vaya a presidir la Generalitat. En todo caso, la candidatura de la CUP insiste en que está “fuera de ese juego” y por eso tienen “una lista diferente” y se presentan con sus siglas a los próximos comicios.
“No vamos con Junts pel Sí ni con Catalunya Sí que es Pot —Iniciativa, Podem, EUiA y Equo— porque tenemos otra dinámica y aún no estamos pensando en los pactos posteriores”, resumió Baños. “Es clave que la lista de la CUP-Crida Constituent tenga un gran apoyo para construir un espacio que responda a la voluntad de la gente de este país sin lógicas de pactos entre partidos”, añadió Gabriel.

“Queremos construir un espacio por la ruptura, sabemos lo que queremos hacer”, afirmó Baños, mientras Gabriel apuntó que sí llegarían a “pactos para encontrar el punto de ruptura respecto al Estado, para iniciar un proceso constituyente popular” porque “cualquiera que se encuentre en este espacio encontraría en la CUP su aliado natural”. Con todo, los dos candidatos aclararon que no van a renunciar a nada y no tienen miedo.

Ambos entonaron un “no” rotundo a gobernar después del 27-S bajo un paraguas que no sea el proceso constituyente. “Después del 27-S todo el mundo entiende que se han de acometer rupturas, no entraremos en un juego de pactos que alimenten una nueva etapa autonomista o una nueva gestión de la miseria, con mayor o menor grado de conquistas competenciales”, aseveró Gabriel. “Queremos un gobierno de cambio, no nos sentimos interpelados para entrar en un gobierno autonómico a dinamizar la consejería de Cultura”, zanjó Gabriel. “Sí, porque nos darían Cultura, Juventud...”, ironizó Baños.

Antonio Baños Boncompain (Barcelona, 1967) es periodista y se ha dedicado a temas económicos. Nunca fue a recoger su título de licenciado a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Anna Gabriel Sabaté (Sallent, 1975) es profesora de Derecho en la UAB y ha coordinado el grupo parlamentario de la CUP durante esta legislatura, formación en la que milita desde 2002. Ambos están implicados en entidades sociales. Baños es miembro de Súmate, un colectivo independentista integrado por castellanohablantes, cuyo presidente, Eduardo Reyes, ocupa el sexto lugar en la candidatura de Junts pel Sí. Baños explicó que se unió a este grupo “para llevar el mensaje independentista a barrios y personas a los que no había llegado”. Gabriel participó en la fundación de la Coordinadora de asociaciones por la lengua y estuvo implicada en la organización CGT.

Ante el planteamiento de si vale todo para lograr la independencia, Gabriel le dio la vuelta al argumento y planteó: “¿Para no independizarse de España vale todo? ¿Todo sí vale para no generar un debate en torno al derecho a la autodeterminación, para ilegalizar partidos políticos en un Estado, para dotar de tanta impunidad a la mafia organizada, a los corruptos y a los fascistas?”. Gabriel sostuvo que no se deberían generar tantos problemas ni gastar recursos públicos para impedir que una parte de la población pueda expresarse”. “Seguro que la relación sería mucho más armónica y rica desde una lógica fraternal en igualdad”, afirmó.

Baños aseguró que no se trata de un combate, sino de un conflicto político: “No es un enfrentamiento entre catalanes y españoles, es un enfrentamiento, al fin y al cabo, entre las naciones del Estado español y el propio Estado. Estos conflictos políticos se resuelven con una negociación y con comunicación, cosas que el Estado no ha querido plantear en ningún momento. Si se niega el conflicto al final desborda, no se puede negar la evidencia”.

El vértigo del candidato


Para Baños el paso a la primera línea política parece lógico por su ideología anticapitalista y su condición de independentista, reconoce que le dio “vértigo” pero lo aceptó por responsabilidad. “En este momento estoy muy orgulloso de ostentar esta posición. Si siempre se está hablando de que la política debe empoderar a la gente y uno cree que la gente ha de participar en la vida política, si te ofrecen participar y te quedas en casa es una contradicción flagrante”, explicó.

Esta semana, la CUP Barcelona renunció a presidir el consejo de distrito de Sants-Montjuïc y se mantendrá en la oposición. Baños y Gabriel respetan la decisión y la justificaron como una “crítica al reparto de presidencias donde todos los grupos, solo por el hecho de tener representación, entran en el juego de repartirse cargos”. “Queremos gobernar las instituciones para transformarlas”, apuntó Baños. El candidato también se refirió a las declaraciones del secretario general de Unió, Ramon Espadaler, que alertó de un posible pacto entre ERC, Catalunya Sí que es Pot y la CUP después del 27-S: “Espadaler, como democristiano, supongo que tiene una visión del futuro más elevada. Nosotros no nos presentamos para pactar cosas sino para ganar”.