Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 2.000 empleados protestan contra el ERE de CatalunyaCaixa

La plantilla sigue una huelga de 24 horas para protestar contra los 1.607 despidos

Trabajadores de CatalunyaCaixa protestan por el ERE este miércoles.
Trabajadores de CatalunyaCaixa protestan por el ERE este miércoles.

Más de 2.000 trabajadores de CatalunyaCaixa se han vestido de duelo este miércoles para protestar contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que quiere aplicar el nuevo propietario de la entidad, el BBVA; que afectará a 1.607 personas. Con prendas y paraguas negros, empleados de toda la comunidad se han concentrado en la oficina del BBVA ubicada en el número 84 del Paseo de Gracia a las 11.30. Desde ahí han recorrido la calle hasta la plaza Catalunya.

La plantilla juega este miércoles su última carta con una huelga de 24 horas. Las negociaciones, que han conseguido reducir de 2.000 a 1.607 los afectados, acabarán este viernes y la empresa ya ha dado a entender que no hará más concesiones, según han explicado los sindicatos. "Pero tras esta movilización tendrá que cambiar de posición o se creará un conflicto social en la compañía", ha asegurado la secretaria general del Sindicat d'Estalvis de Catalunya (SEC), Raquel Puig.

Trabajadores de CatalunyaCaixa protestan por el ERE este miércoles. ampliar foto
Trabajadores de CatalunyaCaixa protestan por el ERE este miércoles.

Los empleados se sienten engañados porque, según afirman, en un principio se les informó de que las bajas se repartirían entre el personal de CatalunyaCaixa y de BBVA. Al final, solo los primeros resultarán afectados. "No pedimos que se despida a gente del BBVA, pero sí que incluyan las centenares de prejubilaciones que la entidad hace cada año en la contabilidad de estas bajas", ha asegurado Puig, que representa al sindicato mayoritario en CatalunyaCaixa.

De las 1.607 bajas, alrededor de 640 serán prejubilaciones. Es el caso de Juan, un gestor comercial que a sus 54 años se ve a las puertas de una etapa de su vida en la que no pensó que entraría hasta dentro de seis años. "Es muy triste todo lo que ha pasado en estos últimos años", lamenta en referencia a los otros dos ERE que la plantilla ha sufrido desde 2010 y que la ha dejado reducida de 9.100 a 4.700 empleados.

"El grupo BBVA es lo suficientemente potente como para absorber a los trabajadores. Además, no hay que olvidar que estamos hablando de una empresa saneada con dinero público que le va a dar el 13% de la cuota de mercado en la comunidad y con la que se ha quedado por cuatro duros", ha denunciado Puig.

BBVA planteó el ERE el pasado 10 de junio, el cual supondría el despido de 2.000 empleados —un 46% de la plantilla— y el cierre de 400 oficinas. El comité de empresa de CatalunyaCaixa convocó el pasado 14 de julio la jornada de huelga de este miércoles después de un intento de conciliación fallido con la empresa y otra concentración de unos 1.200 empleados el pasado 7 de julio en la misma oficina de Barcelona. El expediente se ejecutará de manera paulatina durante los próximos tres años.