Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pierde todas las votaciones en la Asamblea de Madrid

El Parlamento regional insta Cifuentes a reducir las tasas de guarderías y FP, a retrasar la aplicación de la LOMCE y a dar una tarjeta sanitaria a los extranjeros en situación irregular

El Partido Popular ha sufrido hoy el mayor varapalo en 20 años en la Asamblea de Madrid al perder todas las votaciones en las propuestas que presentó la oposición. Los diputados del PP apoyaron, como los demás partidos, una Proposición No de Ley (PNL) del PSOE para la apertura de comedores escolares durante el verano, pero fueron los únicos que votaron en contra de otras dos iniciativas socialistas y de otra de Podemos.

Aunque las PNL no son vinculantes, esto es, no obligan al Ejecutivo regional a su cumplimiento, su aprobación reflejó las dificultades que aguardan al Gobierno en minoría de Cristina Cifuentes, el primero sin mayoría absoluta en las últimas cinco legislaturas. El PP cuenta con 48 diputados frente a los 72 de la legislatura pasada, muy por debajo de los 65 escaños que otorgan la mayoría absoluta en la Cámara; el PSOE tiene 37 parlamentarios (uno más), mientras que Podemos y Ciudadanos se estrenan con 27 y 17 escaños respectivamente.

Las propuestas de PSOE y Podemos fueron aprobadas gracias al posicionamiento de Ciudadanos. Su portavoz adjunto, César Zafra, diferenció el pacto de investidura, que hizo posible el nombramiento de Cifuentes como quinta presidenta de Madrid, del resto de la legislatura. Y dejó un mensaje que sonó a advertencia: “Lo que menos nos gustaría es tener que cambiar el Gobierno antes de tiempo”.

El PP no pudo evitar que la Asamblea instase al gabinete de Cifuentes a reducir de “forma urgente” en el próximo curso de 2015-2016 las tasas universitarias, de Formación Profesional y de las escuelas infantiles. Aunque el Gobierno rebajó a mediados de mes las tasas universitarias un 10%, el PSOE pedía que fuera un 20% tras la subida del 65% la legislatura pasada. Y que también disminuyeran el precio de las guarderías públicas. Podemos y Ciudadanos respaldaron la demanda del portavoz socialista, Ángel Gabilondo.

El Parlamento de Madrid también aprobó la propuesta de Podemos de retrasar la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) hasta el curso 2016-2017. Su aplicación debía desarrollarse en nuevas etapas educativas durante el próximo curso, concretamente en primero y tercero de ESO y primero de Bachillerato y FP. “La decisión de la Asamblea a favor de instar al gobierno a paralizar el desarrollo de la LOMCE durante el próximo curso es un triunfo claro de la comunidad educativa, que por fin ha conseguido alzar su voz en el pleno de la Asamblea”, celebró Cecilia Salazar, portavoz de educación de Podemos.

La Asamblea también animó al Ejecutivo madrileño a tomar “medidas urgentes, en un plazo inferior a 30 días”, para garantizar el acceso pleno a la atención sanitaria y farmacéutica de la población extranjera en situación irregular. Como en la propuesta de la LOMCE, PSOE y Podemos votaron a favor y Ciudadanos se abstuvo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram