Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una playa para perros en Barcelona

Una petición recoge 25.000 firmas para habilitar un espacio de baño para los canes

El Partido Animalista reclama 500 metros de playa para los perros en Barcelona.
El Partido Animalista reclama 500 metros de playa para los perros en Barcelona.

Este verano está siendo especialmente caluroso, pero no solo para las personas, sino también para las mascotas. Edgar Villacorta, un abogado barcelonés de 32 años, ha lanzado una campaña digital para pedir al Ayuntamiento que adecue una zona para perros y sus dueños en la ciudad de Barcelona. Cansado de tener que recorrer kilómetros para poder disfrutar de un baño con su mascota, Edgar, junto a su pareja Patricia, decidió iniciar una recogida de firmas en el portal de Change.org hace dos semanas para conseguir que el consistorio diese luz verde a su proyecto. "Veíamos que en Barcelona ciudad no existían ni playas para perros ni la intención de promover un proyecto", apunta el joven abogado. De momento, la propuesta -que estudia crear espacio vallado y diferenciado con papeleras y bolsas para las deposiciones- ya ha conseguido el apoyo de 25.000 firmantes y de las principales asociaciones de animales. Queda pendiente todavía que el Ayuntamiento les de una respuesta. "Hasta ahora se han limitado a remitirnos a la normativa de costas, que prohibe el acceso de perros a la playa desde las 10.30 hasta las 19.30", explica Villacorta. Otro de los motivos que dificultan el acceso de los canes en las zonas de baño son los distintivos de la bandera azul, que se otorgan solo a las playas que impiden el acceso a los animales en temporada alta. Sin embargo, Villacorta asegura que desde ADEAC, la agencia que se encarga de otorgar el título de bandera azul, mantienen que los perros si pueden acceder a estas playas siempre que vayan con correa.

"Nos comprometemos a mantener limpia la playa para perros que solicitamos y ejercer siempre un comportamiento cívico y ejemplar, siendo plenamente responsables de cualquier altercado y molestias que puedan ocasionar nuestros canes", explica Villacorta, que se muestra muy satisfecho de la acogida que ha tenido la propuesta y plantea presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pueda llegar al Congreso si alcanza las 50.000 firmas necesarias para elaborarla. "Si lo conseguimos queremos que sea extendible al resto de España y no solo en Cataluña", explica el joven abogado, "solo queremos disponer de un lugar donde nuestras mascotas puedan tener el espacio para disfrutar de la naturaleza sin restricciones ni sanciones y que esté diferenciado para no molestar a quienes no le gustan los perros", añade. La multa por llevar a un perro a la playa asciende a 600 euros, así que muchos se ven obligados a dejar a sus mascotas en casa si quieren darse un baño.

Barcelona es el núcleo más poblado y con más densidad de mascotas, pero todavía no cuenta con una zona de playa habilitada para ellas. En todo el litoral catalán existen seis espacios reservados para perros, tres menos que el año pasado, donde la más cercana desde Barcelona es la de Sitges (Cala Vallcarca) el resto se reparte entre Arenys de Mar y la Empuria Brava. Pese a ser un número poco elevado, Cataluña sigue siendo la comunidad autónoma que más espacios de baño destina a los canes seguido de Baleares y la Comunidad Valenciana. España es el país europeo con menos playas abiertos a los perros con solo 40 espacios. En España, la playa aun no es para los perros.