Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena se pone “al servicio” de los madrileños y Aguirre la llama “radical”

La alcaldesa promete plenos monográficos con expertos para evitar los discursos políticos vacíos

Mientras a las puertas del Palacio de Cibeles se reunían cientos de personas enfervorizadas al grito de “¡Sí se puede!” para celebrar la investidura de Manuela Carmena, dentro del salón de plenos la nueva alcaldesa tuteaba a los concejales y pedía que se dejaran tutear por los madrileños, encajaba un discurso muy crítico de Esperanza Aguirre y se ponía a trabajar desde el primer minuto: anunció la convocatoria de plenos monográficos (vivienda, empleo, cultura) para acabar con los discursos vacíos, y avanzó su primera medida de gobierno, encaminada a combatir la malnutrición infantil.

“Quiero lo primero dar extraordinariamente las gracias a los madrileños. Somos servidores de los ciudadanos, estamos aquí porque ellos así lo han decidido. Queremos gobernar escuchando, que nos llamen por nuestro nombre de pila, que nos tuteen, que sepan que somos sus servidores”, ha iniciado su discurso la nueva alcaldesa. Ha dado las gracias a sus votantes, “los muchísimos ciudadanos que han apostado por el cambio”, tantos que para ella fue “una grandísima sorpresa”. Y “a los madrileños que no nos han votado”, añadió.

“Tenemos que tener presente a esa gente", sostiene Carmena

Empezando por los concejales del Partido Popular (21) y de Ciudadanos (siete), puesto que logró la investidura con sus ediles de Ahora Madrid (20) y los nueve socialistas (con los que se ha encontrado “muy cómoda”). “Me hubiera gustado lograr otros apoyos”, ha añadido, porque el consenso político es, a su juicio, “la única manera de que nuestra democracia mejore y sea una democracia profunda que satisfaga a todos los ciudadanos”.

 "Intentaremos seducir a todas las personas"

 Pero, sobre todo, se ha marcado el objetivo de “intentar seducir a todas las personas” que no la votaron el pasado 24 de mayo. “Queremos convencer a los ciudadanos que tienen miedo y así nos lo han dicho en estos días. Les he tranquilizado, creo que vamos a convencerlos de que nuestras propuestas se basan en que haya una mayor equidad e igualdad, un incremento de la honestidad publica, una eficacia en el gasto, una estructura de participación real, una captación de la inversión nueva o renovada… Vamos a alcanzar esos objetivos si lo hacemos como es debido”, ha concluido.

Ha prometido mejorar la situación de las personas “que viven con angustia” por el desempleo o las necesidades económicas, citando el caso de “una señora, Julia, con un vestido rosa”, que se le acercó ayer en el metro para contarle sus penurias cuando viajaba de Lavapiés a Sol (“no quiero decir ese apellido que a nadie le gusta”, añadió, en referencia a la denominación publicitaria de esa estación). “Tenemos que tener presente a esa gente, sus caras, sus miradas, estamos para ellos”, concluyó Carmena.

Plenos monográficos con expertos

"Nosotros no somos ni de izquierdas ni de derechas", ha señalado Villacís

La alcaldesa rehuyó “un discurso programático” al uso para su investidura: “Tenemos que empezar a cambiar los métodos de trabajo, estas ágoras tienen demasiados discursos y pocas conversaciones, sobran discursos. Ana Botella ha hecho cosas que están muy bien y las vamos a disfrutar, pero he observado una confusión, parece que no sabemos adónde vamos. Nos deberíamos acostumbrar a traer al pleno nuestros objetivos políticos y el análisis de la situación, acabar con los discursos. Si queremos ser eficaces debemos saber lo que queremos y cómo lo vamos a hacer, sabiendo de dónde partimos”, explicó Carmena.

La nueva alcaldesa quiere llevar a los plenos a expertos, desgranar los datos de cada tema y “hablar, discutir y sobre todo gestionar”. Sin discursos. Lo intentará en “plenos programáticos” que, al margen de las sesiones ordinarias previstas en la ley, traten “grandes temas” como “empleo, vivienda, cultura, limpieza, seguridad vial, anticorrupción, participación y conseguir que los niños de cero a tres años tengan la mejor educación y no guarderías para aparcarlos”.

Aguirre carga contra socialistas y Podemos

No lo tendrá fácil, a tenor del discurso previo de la líder de la oposición, Esperanza Aguirre (PP). “Quiero desearle suerte y acierto, porque de sus decisiones va a depender el bienestar de los madrileños y sus posibilidades de desarrollarse en libertad. Desearle suerte es desear lo mejor para los madrileños”, comenzó Aguirre. A partir de ahí, recordó que su candidatura fue la más votada: “Hubo 44.000 madrileños más que prefirieron nuestras propuestas a las suyas”. “El Madrid que hereda la nueva Corporación es un Madrid con algunos problemas, por supuesto, pero sería injusto, demagógico y falso no reconocer el salto inmenso que ha dado Madrid en los 24 años que ha sido gobernado por el PP. Es el momento de recordar el compromiso de todos, y en primer lugar la alcaldesa, de estar a la altura de lo que hereda”, añadió

Carmona: “La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace la vida interesante"

Siguió por la senda transitada en campaña de descalificación hacia Ahora Madrid y Podemos: “Los resultados del 24 de mayo evidenciaron un giro real pero moderado a la izquierda. La diferencia entre el centro-derecha y la izquierda es sólo del 1%. La suma de votantes de posiciones moderadas fue muy superior a la de una opción que pretende cambiar de forma radical los fundamentos de la política española. Dos tercios de los madrileños están por opciones moderadas y sólo un tercio por el cambio radical”. “La nueva alcaldesa se nos aparece repleta de incógnitas. Ni siquiera yo sé cuál es su ideología. Parece que considera valioso el esfuerzo de los españoles durante la transición, y que también valora nuestra Constitución. Sin embargo, el partido que sostiene su candidatura se declara inequívocamente contrario a la transición y a la Constitución, que considera un candado que hay que romper”, añadió en referencia a Podemos.

También recibió sus críticas el Partido Socialista: “Propuse al cabeza de lista socialista que fuera alcalde aplicando la totalidad de su programa, y estaba dispuesta a dejar mi acta de concejal si yo era el obstáculo. Los socialistas han decidido apoyar la candidatura de Podemos, y no seré yo quien les recuerde el éxito que les ha acompañado, como con el tripartito catalán, cada vez que han apoyado opciones de cambio radical”. Aguirre cree que el actual sistema electoral “está condenado a pactos a espaldas de los ciudadanos” (pese a que Ahora Madrid y el PSOE se prometieron en público apoyarse si era necesario durante la campaña). Y por tanto ve “imprescindible” cambiar la ley electoral para instaurar un sistema de doble vuelta. Entre tanto, Aguirre garantizó a Carmena “el apoyo del PP para todas las iniciativas que sirvan para aumentar la libertad, la prosperidad y las oportunidades de todos los madrileños”.

PSOE: "Seremos garantes del cambio tranquilo".

El líder municipal socialista, Antonio Miguel Carmona, ha iniciado su discurso (en el que ha recordado al fallecido Pedro Zerolo, aplaudido por todo el pleno) definiendo su situación personal: “La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace la vida interesante. Pero no estamos aquí para hacer realidad sueños individuales sino colectivos”. Al dar su apoyo a Carmena, se ha quedado sin un solo voto en la sesión de investidura, un golpe simbólico que se suma a la derrota electoral (el PSOE pasó de 15 a nueve ediles y se convirtió en tercera fuerza política). “Los socialistas seremos garantes del cambio tranquilo porque el cambio si no es tranquilo no es cambio. Somos un partido serio y constructivo y queremos ser relevantes en la posición y opinión. Y somos un partido de gobierno, gobernamos estando en la junta o no estando, incidiendo en el gobierno. Solo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, está despierto. Y hoy debemos estar todos los concejales muy despiertos”, explicó.

Aguirre: Hubo 44.000 madrileños más que prefirieron nuestras propuestas a las suyas”

Ciudadanos: "Es precisa estabilidad y sensatez"

La líder de Ciudadanos, Begoña Villacís, ha señalado: “El cambio ya está aquí. Nosotros no somos ni de izquierdas ni de derechas, y creo que los ciudadanos tampoco se sitúan en esos polos. Los ciudadanos entienden que la conducción de la ciudad debe hacerse desde el sentido común. El centro es posible. Entendemos las reglas y es responsable aplicarlas, es precisa la estabilidad y la sensatez, que funcione el sistema. El papel de Ciudadanos será constructivo. Sera de oposición, pero no de oposición por oposición, procuraremos utilizar nuestra posición centrista para canalizar el diálogo. Como decía Adolfo Suárez, el futuro de un pueblo no está escrito porque sólo lo puede escribir el pueblo”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información