Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud constata que 47 niños de Olot no están vacunados

Boi Ruiz confirma que, pese al caso de difteria detectado en la ciudad, el 1,5% de los escolares siguen sin estar inmunizados

Difteria
Salida de los alumnos del colegio Cor de Maria de Olot (Girona) donde tabien estudia el niño afectado de difteria. EL PAÍS

El consejero de Salud, Boi Ruiz, ha confirmado esta mañana que 47 niños de Olot (La Garrotxa) no están vacunados. Aunque el caso de difteria detectado hace 12 días en un niño de seis años no inmunizado favoreció que se multiplicasen las vacunaciones en la comarca de la Garrotxa, el 1,5% de los escolares olotenses todavía no se vacunan. 

El titular de Salud ha señalado que "si es necesario", el Departamento se pondrá en contacto con las familias de los 47 niños para informarles de los beneficios que tiene la inmunización. "Hay que aproximarse y acercarse para intentar establecer un diálogo. El problema no es de los padres, sino de las información pseudocientíficas en base a las que toman la decisión de no vacunar", ha justificado el consejero. Asimismo, Ruiz aconsejó que los adultos que no sepan si tienen que vacunarse de las dosis recordatorio acudan a su médico de cabecera para informarse.

Ante los casos no vacunados detectados en Olot, el consejero ha apuntado que el Departamento pondrá en marcha una campaña de concienciación sobre los beneficios de las vacunas. La iniciativa no será la clásica, ha explicado Ruiz, sino que contará con la participación de expertos, para que todos los ciudadanos estén correctamente informados y "tengan claro por qué se vacuna". La falta de inmunización del menor contagiado lo ha postrado en una cama de la unidad de cuidados intensivos del hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde sigue estable dentro de la máxima gravedad.

Respecto a los otros ocho niños y el adulto que también son portadores de la bacteria pero que no han desarrollado la enfermedad al estar vacunados, ha indicado que continúa su proceso de toma de antibióticos sin novedades y que este próximo domingo se les hará un nuevo frotis de las amígdalas para comprobar si la bacteria ha desaparecido.

El consejero no ha querido entrar en polémicas como las suscitadas por la monja benedictina Teresa Forcades con sus declaraciones en favor de los antivacunas. La religiosa tachó de "falso" el mensaje enviado por Boi Ruiz de que un niño vacunado es un niño protegido. "Lo que yo sí puedo demostrar es que el niño no vacunado, no estaba protegido y se contagió. En cambio, los otros portadores que estaban inmunizados, no se han infectado. A partir de aquí, podemos establecer los debates que quieran, pero hay que ser serios", ha zanjado el titular de Salud.