Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mientras tanto, en la sede de Ahora Madrid...

La mañana en Montera 32, sede de Ahora Madrid, partido al frente del que está Manuela Carmena, una de las favoritas en las encuestas

Cuatro turistas, sentados en una terraza en la calle Montera, observan el trasiego de la calle: unos jóvenes, con gafas de sol, pasan a su lado con cara de haber pasado una noche larga; en el estanco entra una pareja mayor y en el portal número 32 de la céntrica calle hay un goteo de gente. Un cartel verde, con letras blancas, anuncia que es la sede de Ahora Madrid; el partido encabezado por la exjueza Manuela Carmena. En el austero local, una veintena de personas lleva toda la mañana viviendo el pulso de las elecciones municipales: "Es un momento histórico; son las elecciones del cambio", dice una sonriente Esther Gómez, número 17 en las listas de Ahora Madrid. Gómez, además, hoy forma parte del equipo de coordinación de los apoderados del partido; controlando cualquier incidencia. Cerca de ella, en una mesa alargada están los responsables de redes sociales y el equipo de prensa. Nadie levanta la cabeza del ordenador. Hay expectación, tensión, nervios y sonrisas: "Es un día decisivo", dice uno de los voluntarios.

La mañana ha comenzado animada. A primera hora, antes de abrir los colegios electorales, varios representantes del resto de partidos han puesto una queja ante la Junta Electoral de la zona de Madrid por las acreditaciones de los apoderados de Ahora Madrid. En las acreditaciones de los 1.800 voluntarios, distribuidos en todos los colegios electorales, aparecía la cara de Manuela Carmena. "Ha sido iniciado por el PP que están muy nerviosos porque puedan perder el Gobierno de la ciudad", dicen desde el equipo de Carmena. La Junta Electoral ha obligado a quitar la cara de la candidata. "No ha sido nada; lo hemos solucionado tapando la cara de Carmena con una cartulina", cuentan.

Poco después, la candidata Carmena entraba a votar en el colegio electoral de su barrio acompañada de su familia; agitación en las redes sociales. El cámara que se fue con Carmena para grabarla votando, llega un par de horas después a Montera 32. Son las 12 y todo el equipo se reúne para ver a su candidata votar. Los croissants y los cafés de primera hora de la mañana han dado paso a las patatas fritas. "Me tengo que ir a votar", dice Pepa López, responsable de prensa de la campaña. Ha estado por la mañana con Carmena, la ha dejado en su casa, para que pase el día con su familia, y la recogerá por la tarde noche para acudir a la Cuesta de Moyano a ver el recuento.

"En varios colegios han tenido que parar la votación", alerta Demian Bianquetti, que forma parte del equipo de supervisión. Le llega el mensaje de uno de los 42 responsables de distrito (dos por cada uno). Falsa alarma. "Al parecer había mucha gente en el colegio y han organizado a la gente en el patio para que no haya aglomeraciones", cuenta, "pero no se ha dejado de votar". A lo largo de la mañana, ese mensaje se repite: Ha ocurrido en al menos seis colegios. El ritmo no para en la primera planta del 32 de Montera, frente al olvidado Pasaje de Comercio. Por el alargado espacio común hay un trasiego continuo de gente. Nadie va al fondo, donde está el despacho de Carmena: una mesa, tres sillas, dos lámparas y, colgado de la pared, un plano de Teixeira (un mapa de Madrid del siglo XVII).

"Buscad un hueco para votar, por favor", recuerda en voz alta otro de los voluntarios. Se acerca la hora de comer y en un colegio se ha parado la votación de verdad. Ha aparecido una mochila sin dueño en un colegio de Ciudad Lineal. En menos de 20 minutos la Policía lo ha resuelto: solo contenían dos botellas de agua. La votación -a la que, según datos oficiales, había acudido un 34,64% del electorado, dos décimas más que en las elecciones anteriores- continúa. "Lo divertido va a ser por la tarde", prevee Bianquetti, que se marcha a comer. En la sede de Ahora Madrid suena una canción de Julio Iglesias: Manuela.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información