Fèlix Ballesteros gana en las urnas un tercer mandato en Tarragona

CiU pierde Amposta y Cambrils mientras la CUP logra ser segunda fuerza en Reus

En Tarragona las urnas han hecho buena la frase que dice que el poder desgasta, pero más cuando no se tiene. Josep Félix Ballesteros (PSC) ha revalidado la vitoria en el Ayuntamiento por tercera vez al conseguir nueve concejales, tres menos de los que ostentaba hasta ahora.  "Hemos perdido votos pero nos hemos quedado dentro de la horquilla prevista", ha valorado Ballesteros. Mientras, los que fueron sus opositores en la última legislatura se han deshinchado. El batacazo ha ido sonoro tanto en CiU como en el PP. En 2011 ambos partidos cosecharon un 20% de los votos y se llevaron 7 concejales cada uno. Ambos partidos han perdido la mitad de los apoyos.

El debutante en política Albert Abelló, que derrotó a Victoria Forns en primarias, ha resultado ser un débil cartel para CiU y se ha quedado con tan solo tres concejales. Solo uno más suma el popular Alejandro Fernández. Un poco mejor le han ido las cosas a Iniciativa per Catalunya-Verds, que partía con la misión de mejorar la representación lograda hace cuatro años y, aunque no lo ha logrado, Arga Sentís por lo menos conservará una silla en el salón de plenos.

Ciutadans ha consolidado su idilio con Tarragona. Si en las elecciones al Parlament de 2012 Tarragona ya le dió al partido naranja su primer diputado fuera de Barcelona, estas municipales han situado a la candidatura liderada por Ruben Viñuales, abogado de 31 años, como segunda fuerza en el consistorio tarraconense. Ciutadans cosecha cuatro concejales y debuta con fuerza en la plaza de la Font. También ERC, con 4 representantes, reaparece en el consistorio con paso firme después de haber quedado fuera ahora hace cuatro años. La CUP se estrena con dos concejales.

Fuera de la capital, los ecos del caso Innova se han dejado notar en Reus. La CUP, formación que se ha caracterizado por airear la corrupción relacionada con el holding de empresas municipales, ha crecido hasta los seis concejales (tenía solo tenía uno), y ya pisa los talones a CiU. Carles Pellicer, que hace unas semanas vio como la Guardia Civil detenía a su teniente de alcalde y, más tarde, como su concejal de Innovación era llamado a declarar al juzgado, se ha dejado tres escaños por el camino. También aquí Ciutadans entrará con fuerza en la plaza del Mercadal porque suma cuatro concejales. Los mismos cuatro que pierde el PSC, que había dejado las riendas en manos del diputado Francesc Vallès.

En Cambrils, donde la policia entró a registrar el ayuntamiento por orden del juez que investiga el caso Innova, CiU también ha caído derrotada. Lo mismo ha pasado en Amposta, feudo en el que la federación nacionalista gobernaba ininterrumpidamente desde hacía 28 años. El hasta ahora alcalde, Manel Ferré, es también presidente del consejo de administración del Hospital Comarcal, que igualmente fue registrado por la policía a resultas de las irregularidades que cuelgan de la trama Innova.

En Tortosa el convergente Ferran Bel sí ha logrado conservar la mayoría. También en Vila-seca el también imputado por el caso Innova, el presidente de la Diputación de Tarragona Josep Poblet, ha vuelto a ganar.

En Horta Sant Joan, donde por orden del hasta ahora alcalde José Antolí (PP) no se pudo votar en la consulta del 9-N, ha vencido CiU por mayoría absoluta.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50