Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BComú, ERC y CUP suspenderán el contrato con Movistar

Los tres partidos acuerdan no contratar a empresas que conculquen los derechos laborales

Compromís escales
Los representantes políticos firman el 'Compromís de les Escales'

Barcelona en Comú, Esquerra Republicana y la CUP han firmado esta tarde el Compromís de les Escales en apoyo de los trabajadores de Movistar, que llevan ya 42 días de huelga. Los tres partidos se comprometen, si gobiernan, a no renovar el contrato con Telefónica. Tampoco contratarán a empresas que no respeten los principales derechos laborales. Entre ellos, una jornada laboral de 40 horas semanales, con dos días de descanso y la dignidad e igualdad de salarios.

Es el primer pacto que los partidos de izquierdas han presentado en plena campaña electoral, a menos de una semana de las elecciones. En una rueda de prensa celebrada en la Confederació d'Associacions Veïnals de Catalunya (CONFAVC), acompañados por el comité de huelga de los trabajadores de Movistar, representados por Aitzol Ruiz, las formaciones se han comprometido a "suspender, revertir y no renovar" ninguna contratación pública de servicios con Movistar.

"Los derechos se conquistan. La huelga de los trabajadores de Movistar es la lucha de todos, la lucha por un derecho que hoy está amenazado y de la que las administraciones públicas son responsables de lo que sucede en su ámbito de acción", ha mantenido Ada Colau. La alcaldable de BComú ha criticado que Trias siga renovando acuerdos con Telefónica y ha pedido a CiU que deje de firmar acuerdos con empresas que "esclavicen" a sus trabajadores.

La candidata a la alcaldía de la CUP, María José Lecha, ha asegurado que la huelga de los trabajadores es "una lección de dignidad y el camino a seguir para recuperar los derechos perdidos". "Tenemos que conseguir que todo lo que se ha externalizado, como Telefónica, y que ha derivado en subcontratas con sueldos de miseria se remunicipalicen.  Tenemos que acabar con estos contratos millonarios que hacen que las élites se enriquezcan", ha concluído Lecha. La formación anticapitalista cedió, durante la primera semana de campaña electoral, el espacio destinado a propaganda en televisón a los trabajadores en huelga.

"Esperamos hacer más de los que se hace desde los 800 consistorios en los que Esquerra Republicana consiga gobernar o obtenga representación, porque por poco que se haga siempre queda por hacer", ha mantenido el diputado ERC en el Congreso, Joan Tardá.

Quim Arrufat, diputado de la CUP, ha asegurado que este consenso de la izquierda pone en evidencia el "capitalismo de amiguetes" de las élites que han gestionado Barcelona. También ha calificado de "nueva esclavitud del siglo XXI" los contratos laborales de horas infinitas y sin vacaciones.

Entre los asistentes que también firman el compromiso se encuentran Arcadi Oliveres, de Procés Constituent, Joan Josep Nuet, de Esquerra Unida i Alternativa, Dolors Sabater, de Guanyem Badalona y Vidal Aragonés de Cornellà en Comú-Crida per Cornellà.