Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU apela a la libertad ideológica para mantener las esteladas en campaña

La federación recurre la decisión de la Junta Electoral y aconseja a los ediles que mantengan las banderas hasta que se resuelva

Fachada del Ayuntamiento de Navàs (Barcelona), gobernado por la CUP, con la bandera 'estelada' en el balcón.

CiU ha apelado a derechos fundamentales como los de la libertad ideológica y el de expresión en el recurso que ha presentado ante la Junta Electoral Central para defender que las estelades sigan ondeando en los edificios en esta campaña electoral. El organismo electoral ordenó el jueves, a petición de la entidad Societat Civil, que las estelades sean retiradas de los edificios públicos y de los locales electorales por el bien de la neutralidad institucional en periodo electoral. CiU ha aconsejado a los ediles que, por ahora, las mantengan en sus Ayuntamientos hasta que no tengan un requerimiento oficial y el recurso no sea resuelto.

En la apelación, la federación sostiene que la estelada no es una bandera “partidista” al no ser propiedad de ninguna formación política. “Su exhibición obedece a una demanda de una gran parte de la sociedad catalana”, reza el texto, que recuerda que si las enseñas independentistas están colgadas no es por una decisión unilateral y partidista de los alcaldes, sino porque deben dar cumplimiento a los acuerdos del Pleno. El texto añade que la presencia de las banderas no responde a un ánimo electoral al llevar ya meses colgadas y que no fueron motivo de conflicto alguno en la campaña de las europeas de 2014.

Con esta estrategia, CiU ha optado por dilatar en el tiempo la decisión y ganar días de campaña. Con todo, varios alcaldes se han negado a retirar la bandera: es el caso de Torroella de Montgrí y Celrà (Girona). Otros esperarán la resolución de la Junta Electoral y después apelarán (Berga). El Ayuntamiento de Vic, gobernado por Josep Vila d’Abadal, presidente de la Asociación de Municipios Independentistas, ha descolgado una estelada gigante pero alguien puso una pequeña en un mástil.

Otro edil ha anunciado que si le obligan a retirarla, colocará una pancarta en el balcón consistorial. Sin embargo, Ramon Espadaler, consejero de Interior, afirmó ayer por la mañana, en RAC1, que, por su información, los alcaldes irían acatando la orden de la Junta y descartó que los Mossos d'Esquadra tengan que intervenir.

José Domingo, secretario de Societat Civil, pidió a los alcaldes que sean “demócratas” antes que “independentistas”. La entidad ha actualizado el recuento de esteladas y ha contabilizado 429 en 336 municipios. La orden afecta a las 93 que ondean en edificios públicos. El colectivo antisecesionista quiere que esas banderas desaparezcan definitivamente del espacio público (nunca aluden al privado) más allá de la campaña. Domingo recordó que el mismo Departamento de Interior de la Generalitat ordenó retirar en la campaña electoral de 2012 esteladas, banderas piratas y otros símbolos en los parques de bomberos. Iniciativa presentó una denuncia en la Junta Electoral y esta la archivó.

Carme Forcadell, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, que agota hoy su mandato, pidió a los ciudadanos que cuelguen las esteladas de sus balcones y pidió a los Ayuntamientos que no las retiren. Xavier Trias, alcalde de Barcelona, dijo: “Parece que la Junta Electoral haga propaganda. Van a generar cantidad de esteladas en los balcones”. Fue el caso de Tàrrega: la Junta Electoral ha ordenado retirarla del Consistorio y muchos vecinos de los edificios de alrededor han optado por colgarlas.

El PP y Ciutadans han apoyado a Societat Civil. “Incumplir la orden puede ser un precedente peligroso”, dijo Carina Mejías, alcaldable de C's por Barcelona. El Parlament rechazó este enero prohibir a los parques de bomberos exhibir esteladas. La proposición de ley la formuló el PP y Ciutadans se abstuvo porque la tachó de “estéril” y porque quedaría en nada.

Más información