Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un asesor del Gobierno vasco, imputado por delito medioambiental

Asier Aranbarri, exalcalde del PNV de Azkoitia, está citado por unos hechos ocurridos durante su mandato como regidor

Asier Aranbarri, exalcalde de Azkotia, en una imagen cuando era el portavoz del PNV en las Juntas de Gipuzkoa.
Asier Aranbarri, exalcalde de Azkotia, en una imagen cuando era el portavoz del PNV en las Juntas de Gipuzkoa.

Asier Aranbarri, alcalde del PNV de Azkoitia entre 2003 y 2011, actualmente asesor del Gobierno vasco, ha sido citado como imputado por el Juzgado de Azpeitia por un delito "contra la ordenación del territorio y el medio ambiente". Aranbarri ha asegurado a este diario que acudirá a declarar al juzgado en calidad de "representante legal" en esas fechas de la sociedad pública municipal Azkotia Lantzen, cuyas cuentas de 2010 fueron investigadas por el Tribunal de Cuentas Públicas del País Vasco y posteriormente por el Tribunal de Cuentas de España.

La citación judicial a Aranbarri ha saltado a todos los medios de comunicación por medio de un correo electrónico masivo enviado esta misma mañana por EH Bildu. La noticia trasciende en plena campaña electoral, y cuando en Gipuzkoa se está dando una fuerte disputa política entre la coalición abertzale y el PNV, las dos principales fuerzas del territorio. Aranbarri es en la actualidad asesor "en materia de modernización" del Departamento de Administración Pública y Justicia, que dirige Josu Erkoreka.

Los hechos se remontan al año 2013, cuando el Tribunal vasco de Cuentas auditó las cuentas de 2010 del Ayuntamiento de Azkoitia. En el informe hizo constar la existencia de anomalías contables en la venta por parte de Azkotia Lantzen de dos parcelas por un importe de 6,61 millones de euros en el área de Txalon Erreka.

Aranbarri explica que el Tribunal de Cuentas, tras analizar las alegaciones presentadas por el actual Consistorio de Azkoitia, gobernado por Bildu, emitió un informe definitivo que "cerró el asunto" tras considerar "categóricamente" que las cuentas "estaban bien elaboradas". El Ayuntamiento llevó el caso al Tribunal de Cuentas español, que decidió abrir diligencias y poner el caso en conocimiento del Juzgado de Instrucción de Azkoitia, según expone Aranbarri.

Aranbarri ha puesto el caso en manos de la Comisión de Ética Pública del Gobierno vasco

El Tribunal de Cuentas de España decidió en enero pasado "cerrar y paralizar la causa", aunque el procedimiento judicial ha seguido su curso, afirma Aranbarri, quien observa una "clara intencionalidad política de EH Bildu al airear este asunto que no tiene ningún recorrido".

La citación en el juzgado por un posible delito urbanístico y contra el medio ambiente, sostiene Aranbarri, no tiene nada que ver con la investigación contable que realizaron los tribunales de cuentas. "La imputación es contra la sociedad Azkoitia Lantzen , aunque tengo que acudir yo como representante legal", añade. Al parecer, la investigación se refiere al tratamiento de lixiviados en el vertedero Oinedertxo.

La citación judicial está notificada el día 7 de abril, pero Aranbarri asegura que El Ayuntamiento de Azkoitia no se lo comunicó hasta "el pasado jueves", el mismo día que arrancaba la campaña electoral. "Está muy clara la intencionalidad política y electoral", opina el asesor del Gobierno vasco.

Aranbarri ha puesto el caso en manos de la Comisión de Ética Pública que el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha esta legislatura y cuya función es controlar y hacer un seguimiento de las conductas de sus actos cargos cargos y personal de confianza.