Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado paraliza una red de alta tensión de 56 kilómetros

La Secretaría de Medio Ambiente concluye que tendría un impacto negativo "significativo" en el hábitat del águila imperial ibérica y otras especies protegidas

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha emitido un informe desfavorable contra el proyecto de la línea de alta tensión (400 kilovatios) que la Comunidad de Madrid pretendía construir entre Galapagar y Moraleja de Enmedio, por los efectos negativos “significativos” que “previsiblemente” tendría en la zona por donde transcurriría.

La línea de alta tensión de Red Eléctrica Española tendría una extensión de 55,79 kilómetros, con 126 torres de entre 44 y 76 metros de altura. Sobrevolaría unos 20 kilómetros de montes protegidos y 15 kilómetros de montes preservados. El “potencial” perjuicio a la biodiversidad de hábitats del águila imperial ibérica, en peligro de extinción, “junto a otras especies de avifauna”, ha sido otro de los factores determinantes para rechazar el plan. De la docena de Ayuntamientos afectados, el de Colmenarejo mostró su rechazo “a la totalidad” del proyecto.

“La decisión de la Secretaría de Estado da la razón a las alegaciones de los socialistas y de grupos como Ecologistas en Acción y GREFA ante algo que considerábamos un atentado contra la naturaleza: la línea atravesaba zonas de alto valor ecológico como el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, protegido especialmente al estar incluido dentro de la red Natura 2000”, celebró José Manuel Franco, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram