_
_
_
_
_

Admitida a trámite la ampliación de la querella por el ‘caso Bidegi’

La Diputación de Gipuzkoa denuncia una malversación de fondos de 13,6 millones en la construcción de un tramo de la autopista AP-1

Mikel Ormazabal

El Juzgado de Azpeitia ha admitido a trámite la solicitud de ampliación de la querella presentada por la Diputación de Gipuzkoa tras el "hallazgo" de 10,25 millones de euros adicionales que abonó la sociedad pública Bidegi por trabajos no realizados en la construcción de un tramo de la autopista AP-1.

La portavoz del Gobierno foral de Bildu, Larraitz Ugarte, ha informado esta mañana de que el juzgado ha ordenado citar a declarar a los imputados y los peritos para investigar la denuncia que la institución foral presentó inicialmente en noviembre pasado por una malversación de fondos públicos y falsificación de documentos, en relación con abonos por obras no realizadas en la tramo Eskoriatza-Arrasate de la AP-1.

La Diputación guipuzcoana denunció el pago de 3,4 millones a las constructoras por trabajos que no habían sido realizados y que fueron liquidados tras las elecciones de 2011 por parte del Gobierno foral presidido en funciones por el PNV y a una semana de que tomaran posesión los nuevos diputados de Bildu. Con la ampliación de la querella, el Juzgado de Azpeitia analizará si en la legislatura anterior se abonaron un total de 13,6 millones de euros por obras no realizadas.

El próximo 2 de junio deberán comparecer de nuevo ante el juzgado las tres personas imputadas, esto es, el exdirector técnico de Bidegi, Agustín Zugasti, el representante de la ingeniería Eptisa-Cinsa, que ejerció la dirección de obra, Juan Bautista March, y el de la UTE Laurena, encargada de ejecutar los trabajos, Iván Fernández de Landa.

Un día después declararán como peritos los integrantes del equipo de Ingeotyc, que ha elaborado el informe sobre los túneles; y el 4 de junio, representantes de la empresa Euskontrol, autora de diversas mediciones y recogida de testigos.

Además de dar cuenta de la ampliación de la querella, Ugarte ha interpelado directamente al PNV: "¿Es acaso un cacique el juez que admitió a trámite la querella y aprueba ahora su ampliación? ¿Busca el objetivo de "desgastar al adversario"? ¿Hace acusaciones infundadas?".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Diputación guipuzcoana ha aumentado las sospechas sobre supuestas irregularidades en la construcción de la AP-1, al develar que Bidegi abonó a comienzos de 2011 10,1 millones por obras, "supuestamente realizadas", en territorio alavés y liquidadas en 2009. Ugarte ha insistido hoy en que "están claras las graves responsabilidades políticas, que recaen sobre quienes firmaron los documentos: Eneko Goia, Luis Mari Apraiz y Felix Urkola".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Mikel Ormazabal
Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_