Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud extenderá el cribado de cáncer de colon a toda la población

El programa de detección precoz de esta dolencia sólo llega al 28% de los catalanes en riesgo

El director del CatSalut, Josep Maria Padrosa, y el consejero de Salud, Boi Ruiz, ayer en la presentación del Plan de Cataluña contra el cáncer
El director del CatSalut, Josep Maria Padrosa, y el consejero de Salud, Boi Ruiz, ayer en la presentación del Plan de Cataluña contra el cáncer

El departamento de Salud extenderá el programa de cribado de cáncer de colon y recto a toda la población de riesgo — hombres y mujeres de entre 50 y 69 años— en los próximos dos años. El protocolo de detección precoz de este tipo de patologías, que consiste en analizar las heces de la persona para detectar sangre oculta que hasta ahora cubre al 28% de la población diana, se ampliará a unas 840.000 personas entre 2015 y 2016 para llegar al 100% de las personas en riesgo. Esta medida, explicó ayer el consejero de Salud, Boi Ruiz, se incluirá dentro del Plan de Cataluña contra el cáncer 2015-2020, la hoja de ruta que su departamento ha puesto en marcha para combatir las dolencias oncológicas.

El programa de cribado de cáncer de colon,  el tercero más común en hombres y el segundo en mujeres, se articula a partir de una invitación que se hace a personas en riesgo para que se sometan a la prueba inicial. Los que aceptan la invitación pueden recoger su kit de cribado en las farmacias y tomar una muestra de sus heces ellos mismos. Luego, las propias farmacias recogen las pruebas, que serán analizadas en los centros de referencia para el caso. Si sale positivo —si encuentran sangre en las heces— el paciente deberá someterse a una colonoscopia para determinar el diagnóstico concreto. Del 28% de la población diana a la que le llegó la invitación, alrededor de un 45% acabaron participando en el programa, aseguró el consejero.

La planificación de cara a 2020 también prevé revisar el protocolo de cribado de cáncer de cuello de útero, que hasta ahora contemplaba realizar una citología cada tres años a mujeres de entre 25 y 64 años. El Plan contra el cáncer incorpora además la creación de un registro de cáncer pediátrico. "Con el registro podremos conocer la incidencia del cáncer y las tasas de supervivencia y mortalidad, lo que también nos permitirá planificar las acciones sanitarias", apuntó el presidente del consejo asesor del plan, Josep Sánchez de Toledo.

Pese a las reclamaciones de algunos expertos, lo que sí ha descartado el Departamento es vacunar a niños contra el virus del papiloma humano —hasta ahora se vacuna a las niñas— como medida de prevención. "Se puede discutir, pero por el impacto de la enfermedad, ahora mismo no es una prioridad. La recomendación europea es vacunar sólo a niñas", explicó el director del Plan Director de Oncología, Josep María Borràs.

Los responsables de Salud apuntaron que el cáncer aumenta en los hombres un 1,2% anualmente en Cataluña, mientras que en las mujeres se estabiliza. Con todo, la tendencia es una reducción de la mortalidad y una cronificación de estas dolencias. Según los datos aportados por el Departamento, entre 200 y 2004, el 50% de los hombres y el 61% de las mujeres diagnosticados sobrevivieron un mínimo de cinco años tras detectar la dolencia. 

En hombres, el cáncer más frecuente es el de próstata, seguido del de pulmón y el de colon y recto. En mujeres, el principal es el de mama y, por detrás, el de colon y recto y el de cuello de útero.