Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cacaolat levanta cabeza tres años después del concurso de acreedores

La firma incrementó ingresos un 27% en 2014 y tuvo sus primeros beneficios desde su venta a Damm y Cobega

Un trabajador en la fábrica de Cacaolat de Santa Coloma
Un trabajador en la fábrica de Cacaolat de Santa Coloma.

La empresa de batidos de chocolate Cacaolat incrementó sus ventas un 27% en 2014 hasta rozar los 50 millones de euros, según ha informado este viernes su director general, Francesc Lluch. El directivo ha destacado que la compañía ha tenido un beneficio operativo positivo por primera vez desde que fuera adquirida en 2012 por el grupo Damm y Cobega, la embotelladora de Coca Cola. En concreto, estos fueron de unos 4,5 millones de euros, según afirmó.

Las nuevas propietarias de Cacaolat adquirieron su unidad productiva por 75 millones de euros después de que Nueva Rumasa presentara concurso de acreedores. Desde entonces, han invertido 55 millones en relanzar la empresa. La marca nació en 1933 en Cataluña y fue la primera que elaboró batidos de forma industrial en todo el mundo. Pese a ser pionera, su principal mercado sigue siendo el catalán, algo en lo que se avanzó el año pasado. "La distribución se ha expandido: ahora llegamos a todas las capitales de provincia de España y estamos exportando a otros 17 países", ha afirmado Lluch.

Parte del plan para potenciar la marca pasa por la inversión en I+D, que ha dado como fruto la versión Cacaolat 0% —sin grasa ni azúcar— y el más reciente Cacaolat Upp, una bebida pensada para niños que añade a la fórmula tradicional cereales, vitaminas, calcio y fibra, y que puede ser consumida por celíacos.

La compañía ha presentado este viernes en su fábrica en Santa Coloma de Gramenet un acuerdo con la fundación SHE del doctor Valentí Fuster para coordinar iniciativas que promuevan los hábitos saludables entre los más pequeños. Entre las primeras está el asesoramiento de la entidad en las visitas de escolares a la fábrica, que ya ha recibido a más de un centenar de escuelas y 10.000 alumnos desde que se inaugurara a finales de 2013.