Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO KUTXABANK'

El grupo liderado por LAB, aceptado como acusación popular

La central y otros sindicatos estarán representados por la abogada Jone Goirizelaia

Los sindicatos LAB, ESK, Steilas, ENHE e HIRU han cumplido los trámites exigidos por la juez, entre ellos el depósito de una fianza, para personarse en la causa de las supuestas irregularidades cometidas en Kutxabank en la contratación del ex delegado del Gobierno Mikel Cabieces, han informado fuentes sindicales.

Así, este grupo de sindicatos, a los que representará la letrada Jone Goirizelaia, estará mañana como acción popular en la primera declaración como imputados de los tres acusados, el propio Cabieces, el anterior presidente del banco, Mario Fernández, y el abogado Rafael Alcorta, a través de cuyo despacho Cabieces cobró de Kutxabank.

Los tres tendrán que declarar mañana como imputados ante la titular del juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao, Ana Isabel Álvarez Fernández. Se les acusa de los presuntos delitos de falsedad documental y de administración desleal -o de forma alternativa, apropiación indebida-, por los pagos de 243.000 euros en tres años de Kutxabank a Cabieces cuando dejó de ser delegado del Gobierno en el País Vasco.

Al destaparse el caso, Mario Fernández declaró ante la fiscalía que en 2012 "un líder del PP" le pidió que buscara una "salida profesional" al ex delegado del Gobierno y que para ello se firmó un contrato con un bufete de abogados, y justificó su actuación en base a una "ley no escrita" para atender a personas vinculadas con la lucha contra ETA tras abandonar sus cargos. Tras las declaraciones ante la Fiscalía, ésta decidió trasladar las actuaciones al juzgado, lo que ha llevado a la fase de la toma de declaraciones por la juez, que comienza mañana.

El viernes día 17 de abril se producirá la declaración -como testigos- del director de Recursos Humanos de Kutxabank, Fernando López de Eguilaz, y del director de Servicios de Auditoría Interna de la entidad financiera, Roberto Moll, encargado de supervisar el informe interno que sirvió como base de la denuncia que se comunicó a la Fiscalía y con la que se inició el recorrido judicial de las supuestas irregularidades.